Home > Hogar > Limpieza y orden > Cómo lavar los vaqueros y estén como nuevos

Cómo lavar los vaqueros y estén como nuevos

5 Min de lectura
¿Quieres que tus vaqueros tengan siempre aspecto de recién estrenados? Lavarlos de manera adecuada es fundamental para que se mantengan bien.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

El tejido vaquero también conocido como denim, es uno de los más resistentes que existe. Nació en el siglo XIX para la confección de ropa de trabajo informal, unos años después se convirtió en la prenda de uso diario para los hombres que trabajaban en las fábricas y para los mineros, que pasaban muchas horas al aire libre y necesitaban prendas resistentes a los desgarros y las inclemencias del tiempo que además fueran transpirables.

Aprende a mantener perfectos tus vaqueros favoritos sin que se pongan “feos”, si los cuidas bien, es una prenda que durará años.

Los vaqueros también se pueden lavar a mano.

¿Qué características tiene el tejido vaquero?

Se trata de una tela “asargada”, una combinación de dos direcciones diferentes en los hilos que la componen. En este caso el hilo azul (que es el mismo que el blanco pero teñido) está en la parte exterior que es la visible, mientras que el blanco (que va en dirección contraria) se encuentra en el interior.

Una tela resistente

El denim es un tejido compuesto por algodón casi en su totalidad (un 80%) y poliéster en menor cantidad, el 20% restante. Siempre hablamos del denim “original”, hay que tener en cuenta que con los años se han ido confeccionando prendas de este tejido más ligeras (como algunas faldas o las archiconocidas camisas) y en estos casos, la proporción varía para “suavizar” el peso.

Es una prenda teñida

El tejido con el que se fabrican los jeans está teñido en su parte exterior con un colorante azul llamado “índigo”. La cantidad de tinte y el número de lavados antes de su venta, son los que deciden el tono de los vaqueros y se va perdiendo poco a poco en cada lavado.

Consejos para lavar los vaqueros

Recuerda aunque suene mal, que este tipo de pantalones no deben lavarse tan a menudo como otras prendas de tu armario. A menos que los uses a diario, intenta espaciar su lavado.

Bolsillos vacíos

Puede resultar obvio y no es exclusivo para los vaqueros, pero es importante que los bolsillos siempre estén vacíos cuando los metas en la lavadora. Cualquier pequeño objeto puede hacer que nuestra máquina se estropee, pero en el caso concreto de los papeles y los vaqueros, siempre darán como resultado una mancha difícil de quitar.

Dales la vuelta para lavarlos

De esta manera, ayudamos a que el color se mantenga intacto durante más tiempo. No hay más secreto.

Utiliza siempre agua fría

Al lavarlos en agua fría (máximo 30 grados) ayudaremos a nuestros vaqueros favoritos a que no destiñan o lo hagan en la mínima cantidad, no encojan y no pierdan su apresto original. Evita mezclarlos con diferentes colores para que no haya transferencias. ¿Lo ideal? Con otras prendas de mismo tejido o con azul marino.

El detergente, mejor líquido

En nuestras prendas oscuras, el detergente en polvo o las pastillas (que no son otra cosa que detergente en polvo compactado) pueden dar como resultado manchas blanquecinas. En el caso de las cápsulas que se meten directamente al tambor de la lavadora, al lavar con agua fría pueden quedar restos sin disolver que se pueden pegar a la prenda y son bastante difíciles de eliminar. Por eso, el detergente líquido es la mejor opción.

Puedes lavar tus vaqueros a mano

Si prefieres esta opción, aparte de darles la vuelta y vaciar los bolsillos, deberás sumergirlos en un barreño con agua fría, detergente líquido y dejarla en remojo unos 30 minutos. Después aclara muy bien, escurre sin retorcer la prenda y tiende para su secado.

Recomendaciones finales

Si haces bien los deberes y sigues nuestros consejos, notarás que tus vaqueros siempre estarán como nuevos incluso después de lavarlos. Un último aviso infalible: a la hora de secarlos, tienes dos opciones, pero nunca los metas en la secadora.

  • Si los tiendes colgados, hazlo siempre desde la cintura con pinzas, esto evitará marcas en los pantalones.

  • Si te es posible sécalos en horizontal, tumbados (sobre una toalla por ejemplo).

En cualquier caso, si tu ropa se seca al sol, deja los vaqueros del revés hasta que estén secos. Después, si es necesario plancharlos, hazlo a temperatura mínima y también con la prenda del revés.

Y recuerda optar por un ciclo para prendas delicadas en tu lavadora siempre que lo tengas, en cualquier caso tu Seguro de Hogar MAPFRE siempre te va a proteger de los imprevistos que puedas tener con tu electrodoméstico.

CALCULA TU PRECIO

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 2 Nov, 2023

Comentarios (0)

Te puede interesar

Mujer con vestido seda azul

4 Min de lectura

¿Sabes cómo lavar un vestido de gasa? Se trata de una tarea sencilla que deberás realizar siempre a mano para proteger este tejido tan delicado. Te contamos cómo hacerlo para que tus prendas luzcan como nuevas durante más tiempo.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0