///Cómo limpiar más rápido

Cómo limpiar más rápido

6 minutos | Si tu casa no está tan limpia como te gustaría porque las rutinas diarias te impiden dedicarle el tiempo necesario a la limpieza, aplica estos consejos que te enseñarán cómo limpiar más rápido tu hogar para tener unos resultados impecables.

Entre el trabajo, las actividades de ocio, el cuidado de los niños (si se tienen), la visita al gimnasio, los ratos de esparcimiento, y otras actividades ¿cuánto tiempo nos queda para la limpieza del hogar? Bastante poco. Además, tampoco es aconsejable dedicar la gran parte de nuestro día a limpiar la casa porque, al fin y al cabo, de lo que se trata es de disfrutarla.

De la misma manera, si la cocina está llena de platos aún por fregar, las camas están sin hacer, el polvo campa a sus anchas por los muebles y los cristales tienen unos chorretones que no dejan ni pasar la luz, tendremos que esforzarnos en buscar un plan de actuación para ponerle remedio, porque en estas condiciones se hace difícil vivir con tranquilidad.

Lo ideal es encontrar la manera de ser eficiente en la limpieza de la casa, aplicar ciertos trucos para mantenerla impoluta durante más tiempo y aprender cómo tenemos que proceder para que las horas que le dedicamos a esta tarea se reduzcan.

A continuación te contamos los puntos básicos que debes seguir para que sepas cómo limpiar más rápido las estancias de tu casa.

Cómo limpiar más rápido la casa

La norma número uno para simplificar las tareas de limpieza del hogar es tener sólo lo justo y necesario. Nada de adornos en exceso o complicados de limpiar, ni muebles con acabados complicados.

Si eres de los que tiene la casa abarrotada de objetos, pon en práctica la técnica de la caja anual. Se trata de ir metiendo en una caja todas aquellas cosas que tengamos en nuestra casa que sepamos que no nos servirán o que tengamos dudas al respecto. Ciérrala y guárdala durante un año. Si pasado ese tiempo, no has tenido que recurrir a ella en ningún momento en busca de algo, es que nada de lo que tiene dentro lo necesitas. Podrás tirarla tal cual, sin ni siquiera mirar en su interior.

Haz un plan de actuación. Cada tarea de la casa requiere de un tiempo determinado para su realización. Para barrer dedicarás dos minutos, pero limpiar por dentro un armario puede llevarte quince. En base a esto, haz un calendario de actuación para repartir las tareas más laboriosas a lo largo del mes y que no se te condensen en un solo día. Divídelas en grandes y pequeñas. El trabajo será mucho más llevadero y los resultados igual de eficaces que si lo haces en un solo día.

Por ejemplo, si en lugar de pegarte la paliza un día limpiando todos los cristales de la casa, lo que haces es centrarte en uno cada día, cuando llegue el fin de semana los tendrás todos perfectos sin haberte dado casi cuenta.

Deshazte del polvo en pocos minutos

Barre o pasa el aspirador antes de comenzar a limpiar el polvo, ya que al hacerlo se pueden levantar partículas de polvo y depositarse en las zonas que ya están limpias, con lo que tendrás que dedicar otros minutos a repasarlas.

Si envuelves el cepillo con una media de nailon, recogerás todas las pelusas de una sola pasada, ya que el nailon genera la electricidad estática suficiente como para atraer todo tipo de pequeñas partículas.

Cuando el suelo no tenga mucha suciedad acumulada, bastará con que lo limpies con una fregona. Así no se levantará polvo y mantendrás la limpieza de los muebles.

Después, pasa el trapo por los muebles siempre de arriba abajo para no ensuciar las zonas inferiores cuando estés con las de arriba.

Si tienes un ventilador de techo, existe un truco infalible para acabar con el polvo en un suspiro. Cubre las hélices del ventilador con una funda de almohada y ponlo en funcionamiento. La tela de la funda actuará como filtro recogiendo todas las partículas en su interior.

Dedica sólo cinco minutos diarios a los muebles. ¿Cómo? Seleccionando una pieza al día. Hoy haces la mesa del salón, mañana la estantería, pasado el aparador… Y el sábado solo tendrás que dar un repaso.

Cómo ahorrar tiempo en la colada y otros textiles

Cuando aparezcan manchas en las alfombras, en la tapicería de las sillas y sofás o en las cortinas, no lo dejes pasar. Actúa de inmediato para que la zona afectada no se seque y sea más fácil eliminar los restos.

Pon fundas lavables en los sillones que se puedan colocar y retirar con facilidad.

Con la colada, trata de acortar los tiempos simplificado las tareas. No acumules ropa sucia durante toda la semana. Intenta poner la lavadora todas las noches para que cuando te levantes ya esté lista (además, así conseguirás ahorrar energía). Tiéndela por la mañana lo más estirada posible y cuando llegues a casa después del trabajo recógela.

Para facilitar la tarea de planchado, cuando recojas la ropa no la acumules de cualquier manera en el cesto. Merece la pena que dediques unos minutos a doblarla para que cuando tengas que plancharla no tenga unas arrugas imposibles de alisar
Dedícate a planchar en esos momentos que dedicas a ver la televisión. Mientras disfrutas de tu serie favorita puedes quitarte varias tandas de ropa casi sin darte cuenta.

Consejos para las habitaciones

Haz la cama todos los días sin excepción nada más levantarte, por muy dormido que sigas. Te llevará solo dos minutos y el aspecto de la habitación mejorará considerablemente. Si lo haces de forma continuada se convertirá en un hábito y cada vez te costará menos trabajo.

Planifica qué días cambiarás las sábanas, y no lo hagas en todos los cuartos a la vez o acumularás en la lavadora montañas de ropa de cama. Cuando terminen de lavarse, sacúdelas con energía para que se quiten bien todas las arrugas y tiéndelas dobladas. Así, irán del tendedero al armario sin necesidad de pasar por la plancha.

Da la vuelta al colchón dos veces al mes y déjalo unas horas para que se ventile. Así, no tendrás que pasarle el aspirador cada semana.

Cómo mantener limpia la cocina

Una buena idea en la cocina es protegerla para evitar que la suciedad se acumule. Para ello, coloca papel absorbente dentro de los armarios y de las baldas. Cuando se ensucien no tendrás más que cambiar los papeles.

También puedes poner una alfombrilla en el suelo frente a la zona de cocinado. Si se salpica algo mientras elaboras tus recetas, caerá a la alfombra y evitará que vayas dejando huellas por toda la casa. Cuando esté sucia, a la lavadora y listo.

Hay ciertas tareas que puedes hacer aprovechando los tiempos muertos. Por ejemplo, mientras cocinas puedes ir fregando las cacerolas, sartenes o utensilios que vayas usando y no se acumulará todo para el final. Cuando tu nevera esté tiritando y necesites ir a la compra, aprovecha para limpiarla a fondo por dentro. Siempre es mejor hacer esta tarea cuando está vacía que cuando tienes que ir sacado uno a uno los alimentos.

Simplifica la limpieza de los electrodomésticos. Llena un vaso con agua y limón y mételo en el microondas. Ponlo en funcionamiento y deja que el líquido se evapore. Cuando termine, repasa con una bayeta.

El horno límpialo con una bayeta justo después de usarlo, cuando aún esté caliente. Si dejas que la grasa se enfríe y se seque te costará más eliminarla.

Limpia el baño mientras lo usas

Un truco infalible es aplicar cera para coches en la mampara de la ducha, así la cal y la suciedad resbalarán y estará limpia por más tiempo. Después de ducharte, pasa una escobilla para cristales. Es unos pocos movimientos tendrás la ducha como nueva. Si en vez de mampara tienes cortina, enjuágala después de cada uso para que no se acumulen restos de jabón.

Una vez a la semana limpia los lavabos y los sanitarios con un poco de vinagre. Es un desinfectante estupendo y además, gracias a él obtendrás un brillo impecable sin apenas esfuerzo. Además, si colocas una bayeta de microfibra a mano, limpiarás las gotas que caigan en el lavabo casi de forma intuitiva y evitarás que se produzcan manchas de cal o agua.

Para los espejos, límpialos con vinagre diluido en agua y sécalos con papel de periódico.

Si te preocupa el cuidado y mantenimiento de tu casa, el Seguro de Hogar MAPFRE te ayudará a mantenerla en perfecto estado a pesar de los imprevistos que se puedan presentar.

 

2020-08-26T10:52:31+00:0016 agosto, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.