Inicio  /  Familia  /  Trucos para aliviar la alergia al polen

Trucos para aliviar la alergia al polen

5 minutos | La alergia al polen es muy frecuente y más en esta estación del año. Te contamos cómo puedes sobrellevar la época primaveral y mantener tu alergia a raya con estos trucos.

La primavera es una de las épocas más bonitas del año, los días son más largos, hace más calor y todo ello hace que las flores y plantas muestren su máximo esplendor para llenar los bosques y campos de alegres colores. Aunque esta estampa pueda parecer idílica, no lo será tanto si sufres alergia al polen.

Con la llegada de la primavera, cada año, los alérgicos padecen síntomas muy molestos como estornudos, picor en nariz y garganta, problemas respiratorios e irritación ocular. ¿Sabes que existen pequeños trucos para ayudar a aliviarlos?

Trucos para aliviar los síntomas de la alergia al polen

La alergia al polen es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la actualidad. Afecta tanto a niños como a ancianos y hace que cada año, con la llegada de la primavera, millones de enfermos vean cómo se materializa ante ellos su pequeño infierno.

Aunque esta enfermedad no tiene cura, sí que es posible paliar sus síntomas a través de medicamentos pensados para minimizar los efectos que causa esta afección.

Lo más conveniente es que acudas a tu médico si estos síntomas se agravan, para que pueda indicarte cómo debes proceder y qué medicación necesitas para sobrellevar mejor esta época del año. A pesar de ello, en muchas ocasiones, los medicamentos no son suficientes y es necesario recurrir a otras medidas encaminadas a minimizar los efectos que el polen pueda tener sobre tu organismo. Existen situaciones que pueden agravar tus síntomas, por ello, será recomendable que las evites a toda costa.

Atento a la previsión meteorológica

Desde hace algunos años, las previsiones meteorológicas son cada vez más completas y permiten medir más datos. Entre estos datos podrás encontrar los niveles de polen en el aire.

Desde las agencias de meteorología de cada país, se indica el número de granos de polen que podrás encontrar por metro cúbico de aire. Siempre encontrarás polen en aire, pero debes tener especial cuidado cuando esta cifra se sitúe en los 50 gramos por metro cúbico, ya que es a partir de este momento cuando pueden comenzar a aparecer los síntomas para las personas alérgicas.

Además de la concentración de polen en el aire, también deberás tener en cuenta la climatología ya que ésta hará que el polen se distribuya de un lugar a otro de una forma más o menos rápida. Cuando el tiempo es húmedo y hay viento, las partículas se distribuyen de una forma mucho más rápida. En el caso de que el día sea lluvioso, el agua hará que las partículas se disuelvan y no permanezcan en el aire.

Protección contra el polen

Lo mejor cuando existen grandes concentraciones de polen en el aire, es no salir de casa. Pero lo cierto es que no podemos dejar a un lado nuestra vida y en muchas ocasiones es necesario que salgas a la calle para ir a trabajar o a comprar. Por ello, aunque se recomienda que las exposiciones al aire libre sean lo menos prolongadas posibles, es recomendable que cuando salgas a la calle, lo hagas correctamente protegido.

Para salvaguardar tus ojos de las partículas en suspensión, es recomendable que utilices gafas, ya sean de sol o graduadas. En el caso de las personas que utilizan lentillas, es recomendable que durante la época de alergias minimicen su uso, ya que pueden pegarse en su superficie introduciéndose así en tus ojos.

Las gafas, por su parte, actúan como una barrera de protección haciendo que el polen no pueda penetrar en tus ojos y provocarte picor e irritación.

Para evitar que el polen entre por vía aérea al cuerpo, cuando respiras, puedes colocarte un poco de vaselina en los orificios de la nariz. Al tratarse de una sustancia pegajosa, conseguirás que los granos de polen se peguen a ella y entren en menor cantidad por vía respiratoria a tu cuerpo.

Eliminar las partículas de polen del interior

Aunque no puedas combatir el polen fuera de casa, sí que podrás hacerlo, al menos en mayor medida, en el interior de casa. Para ello, tu mayor aliado será el aspirador. Pásalo a diario para eliminar las partículas que puedan quedar en suelos y tapicerías.

También es recomendable que prescindas de las alfombras, ya que en ellas es más sencillo que se deposite el polen. Además, deberás mantener durante el máximo tiempo posible puertas y ventanas cerradas para que no entre el polen en el interior de tu domicilio. Otro truco, es que limpies el polvo siempre con un trapo húmedo y luego lo laves. De esta manera, todo el polen se quedará en la bayeta y será eliminado tras el lavado.

Higiene

La higiene es importantísima para mejorar los síntomas de la alergia. Al estar al aire libre todo el cuerpo y ropa, se impregna de polen y esto hace que te lo lleves contigo a todas partes, las partículas pueden quedarse atrapadas en tu pelo o en tus prendas. Por este motivo, lo más recomendable es que tras haber estado en la calle te duches, laves tu pelo y te cambies de ropa.

Mejor no tender al aire libre

Aunque con la llegada del buen tiempo te apetezca tender fuera para que tu ropa se seque antes y puedas minimizar el tiempo, durante los días en los que exista mucha concentración de polen en el aire es recomendable que no tiendas fuera.

Debido a que el viento desplaza el polen por el aire, las partículas se impregnan en la ropa, lo que hace que cuando te las pongas tengas la piel cubierta de esta sustancia. Por ello, la mejor solución para evitar problemas es que tiendas tu ropa en el interior de tu casa.

Estos son solo algunos trucos que pueden ayudarte en tu día a día para hacer más llevaderos los días de primavera si padeces alergia al polen.

2019-07-08T10:37:33+00:006 junio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.