Home > Decoración > Decoración interior > Cómo tapizar un sofá con espuma

Cómo tapizar un sofá con espuma

tapizar un sofá con espuma
4 Min de lectura
¿Tienes un sofá hundido e incómodo, pero te encanta? Ya no tienes por qué cambiarlo. La solución es muy sencilla y pasa por tapizarlo con espuma. Te contamos dónde conseguirla y cómo realizar el proceso para darle una segunda vida a tus muebles.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Muchos sofás acaban en la basura porque están hundidos. Este problema puede deberse a que la espuma de su interior está desgastada y ya no cumple su función. Lo cierto es que su renovación es sencilla y económica y te ayudará a dar una segunda vida a tus muebles. Te contamos cómo tapizar un sofá con espuma.

Elegir la espuma adecuada

Hombre leyendo en un sofá amarillo

En primer lugar, si has localizado que el problema de tu sofá es que la espuma se encuentra en mal estado, la solución pasa por su renovación. Para ello es necesario comprar este material de nuevo y rellenar con él los cojines para que el mueble vuelva a ser operativo. Para que el confort sea máximo deberás utilizar la espuma adecuada.

Tipos de espuma

En el mercado podrás encontrar múltiples tipos de espuma para tapizar con diferentes densidades y recomendadas para distintos usos. Estas son las más frecuentes:

  • Densidad 20 kg/m2: es una densidad baja y se utiliza para tapizar sillas y respaldos de asientos de todo tipo.
  • Densidad 25 kg/m2: se puede usar para asientos de sofá que no se utilicen demasiado.
  • Densidad 30 kg/m2: es la recomendada para sofás estándar.
  • Densidad 35 kg/m2: recomendada para sofás con mucho uso.
  • Densidad 40 kg/m2: pensada para mobiliarios de alta calidad y confortabilidad.
  • Densidad 50 kg/m2: recomendada para sofás de alta calidad ya que son confortables y duran mucho tiempo.
  • HR 30 y 35 kg/m2: espumas de alta densidad que ayudan a un buen descanso y firmeza.

Cuánta espuma comprar

Otra pregunta que deberás plantearte antes de tapizar un sofá con espuma es saber cuánta cantidad de material necesitarás. Esta es una elección delicada ya que dependerá del sofá a tapizar. Lo más recomendable es que acudas a una tienda especializada e indiques las medidas del mueble para que te aconsejen, en este caso deberás tener en cuenta la forma del sofá:

  • Sofá recto: deberás aportar el ancho, el largo y el grosor.
  • Sofá con curvas: deberás realizar una medición de costura a costura del recubrimiento dejando 1 o 2 centímetros de margen.

Cómo tapizar un sofá con espuma

Utilizar espuma para tapizar el sofá y que este vuelva a recobrar su firmeza es bastante sencillo, tan solo necesitarás la espuma adecuada, un lapicero, una regla y un cúter para realizar los cortes necesarios.

Ahora deberás medir los cojines y distintas piezas del sofá para realizar los cortes en la espuma. Marca con un lapicero directamente sobre la espuma y corta con el cúter la medida indicada.

Tras ello, introduce las piezas de espuma dentro de su recubrimiento y coloca de nuevo el cojín y el respaldo en su lugar correspondiente.

No obstante, puedes pedir en la tienda de tapicería en la que adquieras las piezas de espuma que te las corten a la medida adecuada para tus cojines, respaldos y reposabrazos llevando directamente las piezas de tela del sofá. De esta manera, tan solo deberás introducir cada una de las piezas en su lugar correspondiente y disfrutar de tu sofá como si fuera nuevo.

Como ves se trata de una tarea muy sencilla de llevar a cabo y muy económica, ya que la espuma para tapizar sofás es muy barata. De esta forma podrás dar una segunda vida a esos muebles que considerabas perdidos, y ya de paso, podrás dejarlos como nuevos con una limpieza a fondo.

Si tienes otras tareas del hogar más complicadas, como colgar cortinas, anclar muebles o cambiar grifos, no lo dudes y contacta con el Servicio de Bricolaje del Seguro de Hogar de MAPFRE.

CALCULA TU PRECIO

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 11 Ago, 2022

Comentarios (0)

Te puede interesar

Cocina en tonos grises

6 Min de lectura

¿Quieres darle un toque contemporáneo a tu cocina? Descubre estas 5 ideas para decorar cocinas con tonos grises y aporta cierta sofisticación a tu espacio.

cabecero de cama

4 Min de lectura

No hace falta mucho tiempo ni presupuesto para darle un aire nuevo y actual a los cabeceros tapizados que han dejado de lucir por vejez, falta de moda o daños del uso. El truco consiste de saber reparar o cambiar.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0