///TUTORIAL: rehabilitar una fachada de piedra

TUTORIAL: rehabilitar una fachada de piedra

4 minutos | Si no se le dan los cuidados adecuados, las paredes de piedra pueden degradarse progresivamente hasta arruinarse por completo. Te contamos, paso a paso, cómo rehabilitar fachadas de piedra.

Los muros o paredes exteriores de piedra natural sufren, como todos los materiales, el ataque de los agentes climatológicos (agua, hielo, viento, sol) que los agrietan, desmenuzan y, en los casos más extremos, provocan su desprendimiento. En estos casos, es preciso realizar un saneamiento profundo para rehabilitar la fachada de piedra y evitar que el problema vaya a más.

Aunque este tipo de muros tiene un índice de resistencia muy alto, las juntas que mantienen unidas las piedras constituyen el punto más débil, porque pueden agrietarse, romperse y caerse. Pero esto no sucede en un día. El deterioro se produce poco a poco.

Por eso, es importante inspeccionar de vez en cuando la pared o muro y, ante la presencia de cualquiera de estos signos, proceder cuanto antes a su reparación. De esta manera, al tratarse de pequeñas reparaciones, nosotros mismos podremos realizarlas de una forma sencilla y sin tener que hacer una gran inversión.

Cómo rehabilitar una fachada de piedra

Fachada de piedra roja

Fuente: https://bit.ly/2J99ki8

Para llevar a cabo esta labor de saneamiento y rejuntado en paredes de piedra rústica o natural, es necesario seguir estos pasos:

Paso 1: sanear la pared

Lo primero que debes hacer es sanear la pared picando el mortero dañado de las juntas con un cincel y una maceta de albañil hasta alcanzar la capa de mortero que se encuentre en buen estado.

Paso 2: limpiar las juntas

Cuando hayas terminado de sanear la zona afectada, limpia bien las juntas rascándolas con un cepillo de alambre -incluso las que no estén dañadas- para que, al aplicar después el nuevo mortero, tenga todo el mismo aspecto y no se note gran diferencia entre las antiguas y las nuevas.

Paso 3: lavar la pared

El siguiente paso es lavar la pared valiéndote de una manguera, pulverizador, o hidro limpiadora de agua a presión, para eliminar toda la suciedad, polvo, y restos que se encuentren entre las piedras.

Con esta medida, se favorece el perfecto agarre del mortero nuevo y ayudará, también, a que se desprenda el mortero viejo que esté mal adherido.

Paso 4: preparar el mortero

Este punto es importante, porque deberías utilizar uno igual al que tiene la pared. En el mercado existen morteros especiales con base de cal o de cemento para el rejuntado de muros exteriores de piedra. Según los expertos, el mortero de cal es menos dañino para la piedra.

En todo caso, los fabricantes garantizan, con cualquiera de los dos productos, impermeabilidad al agua y permeabilidad al vapor, factores muy importantes a tener en cuenta.

Si quieres preparar tu propio mortero, mezcla una parte de cemento hidrófugo por tres o cuatro de arena hasta conseguir la mezcla deseada.

No obstante, hacerlo uno mismo no es aconsejable, ya que los morteros que se pueden encontrar en el mercado son más equilibrados; más cómodos de transportar, de preparar y de usar; y el costo de los mismos no es disparatado, sobre todo, si se trata de pequeñas reparaciones.

Paso 5: rellenar las juntas

Si la pared se encuentra aún húmeda por efecto del lavado, procede a rellenar las juntas dañadas, y si no, humedece un poco antes de utilizar el mortero para favorecer su agarre.

Para dar el mortero, lo mejor es utilizar una paleta de punta, ya que facilita la penetración del mortero en todos los huecos. Si estos son muy grandes, puedes ir incrustando piedras pequeñas a la vez das el mortero. De esta manera, darás mayor consistencia a la junta y de paso ahorrarás mortero.

Cuando hayas dado la junta, pasa por encima una esponja húmeda para alisarla y darle un buen aspecto.

Paso 6: limpiar los restos de cemento

Finalmente, cuando las juntas hayan endurecido lo suficiente, pero aún estén algo húmedas, pasa una esponja -en este caso seca- para limpiar los restos de cemento.

Con estas sencillas indicaciones y unos elementales conocimientos de albañilería, uno mismo puede realizar las pequeñas reparaciones en el muro de piedra de su jardín o casa, para que se conserve firme y fuerte por mucho tiempo.

No obstante, si prefieres encomendar la tarea a un profesional, MAPFRE pone a tu disposición su servicio de Reformas y reparaciones de hogar, con más de 3.200 profesionales cualificados disponibles todos los días del año para darte la solución que necesitas. Puedes solicitar presupuesto gratis y sin compromiso.

2020-04-27T07:16:40+02:0025 abril, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.