///Cómo soldar cables

Cómo soldar cables

2 minutos | Una de las tareas más comunes en cualquier trabajo eléctrico que tengamos que realizar en casa es la de soldar cables. Pero debido a que parece muy difícil, pocas son las personas que se atreven a hacerlo sin tener conocimientos previos por miedo a estropear los cables e incluso a lastimarse ellos mismos quemándose la mano. Por ello, os vamos a enseñar cómo soldar cables de una manera sencilla y, sobre todo, segura para que podáis realizarlo sin problema.

LO QUE DEBES SABER…
  • Cables: mediante esta técnica podremos unir cualquier tipo de cable que necesite de un empalme.
  • Estaño: es fundamental para soldar, ya que al fundirlo será el encargado de hacer que los cables queden unidos.
  • Soldador: un pequeño soldador eléctrico valdrá para realizar la tarea aunque siempre siguiendo unas normas de seguridad.

 

Soldar los cables es la mejor manera para realizar empalmes y asegurarnos que van a permanecer unidos durante mucho tiempo.

Herramientas necesarias 

Si queremos realizar una soldadura para unir dos cables, necesitaremos un soldador eléctrico, un pincel, pasta desoxidante, cinta aislante y, por supuesto, una bobina de estaño.

Lo primero que tendremos que hacer es aplicar pasta desoxidante con un pincel en la unión que hayamos realizado para evitar que se produzca oxidación y los cables queden dañados e incluso inservibles.

A continuación, tendremos que poner a calentar el soldador y, una vez que haya cogido la temperatura necesaria, lo pasaremos por debajo de la unión de los cables para que estos se vayan calentando y se ablande la pasta que hemos aplicado anteriormente.

Fundir el estaño 

El siguiente paso es quizás el más difícil, ya que tendremos que hacer uso de la bobina de estaño. Debemos apoyar la punta del estaño sobre la unión de los cables ya calientes y colocar justo debajo el soldador, pero siempre con cuidado de no tocar bajo ningún concepto el cable pues lo quemaríamos. El estaño se irá fundiendo y cubriendo los alambres del cable poco a poco. Debemos asegurarnos de que el lugar donde acaba el alambre y empieza el forro del cable quede bien sellado también.

Por último, tendremos que dejar enfriar la soldadura un tiempo hasta que el estaño líquido se convierta en una masa sólida que deje bien fijados los cables. Cuando esto suceda, podemos recubrir la unión con cinta aislante.

De esta manera, los cables habrán quedado soldados y permanecerán unidos para siempre de una manera que, aunque parezca difícil, es bastante sencilla.

 

2020-02-05T14:10:50+02:001 octubre, 2013|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.