Desmontar un radiador

Inicio  /  Bricolaje  /  Fontanería  /  Desmontar un radiador

Desmontar un radiador

Puede suceder que bien para limpiar o, bien para cambiar la decoración de cualquier estancia de nuestra casa, tengamos la necesidad de desmontar un radiador. Es más fácil de lo que parece, solo es necesario seguir unos consejos que nos facilitarán la tarea y evitarán que deje de funcionar o se rompa.

Desmontar un radiador de la pared es más sencillo de lo que parece. Es necesario, eso sí, seguir estas pautas y, en este orden, para conseguir llevar a cabo este proceso sin problemas y volver a dejarlo todo listo y en funcionamiento. Recuerda que si tienes el radiador cubierto primero deberás dejarlo libre de repisas y cubre radiadores. Además debes tener en cuenta que no hace falta descolgarlo en caso de que quieras quitar manchas de óxido del radiador o quitarle restos de pintura.

Antes de comenzar es fundamental cerrar bien la llave de paso del agua. Cuando lo hayamos hecho, debemos aflojar los detentores (tuercas de retención que sujetan el radiador a los tubos de la instalación y están cubiertas con tapas a rosca, dependiendo de los puntos de sujeción del radiador puede haber uno o dos).

Como recomendación debemos tener en cuenta que es posible que salga algo de agua, por lo que es conveniente que contemos con un cubo y una fregona, e incluso una llave fija para los detentores.

Después de los pasos anteriores, y cuando estemos seguros de que no sale agua, podemos descolgar el radiador. Es posible que necesites desatornillar las escuadras, aunque no siempre es necesario y podrías descolgarlo solamente sacándolo de los ganchos en los que estuviera colgado.

Para vaciar el radiador de agua, tan solo es necesario vaciarlo inclinándolo con cuidado hasta que no quede nada dentro; es entonces cuando podemos proceder a limpiar el radiador, pintar la pared o la tarea que necesitemos realizar.

Cuando hayamos completado la tarea, debemos repetir el proceso pero a la inversa. Primero los colgaremos y finalizaremos el proceso ajustando los detentores, sus tapas y dando la llave del agua.

No podemos olvidarnos de purgar todos los radiadores. Si no, es posible que no cuenten con el agua necesaria y el circuito tenga problemas para funcionar.

Recuerda que si tuvieras algún problema con el radiador o sufrieras algún percance, puedes recurrir a tu Seguro de Hogar de Mapfre, que incluye coberturas para hechos fortuitos que produzcan daños en los bienes asegurados.

2019-10-24T11:33:57+02:0011 mayo, 2015|

Comentarios (3)

  1. canalHOGAR mayo 16, 2018 en 11:26 am - Responder

    Hola María Ángeles, puede haber diferentes modelos. Un saludo

  2. anónimo marzo 9, 2015 en 9:28 am

    Hola Paula,

    Lo mejor es que coloques de nuevo el radiador antes de meter presión a la caldera. Si persiste el problema te recomendamos que llames a un técnico para evitar problemas.

    Un saludo,

  3. anónimo marzo 4, 2015 en 6:34 am

    Hola tengo una duda, yo desmonte el radiador de mi casa para pintar detras y al demontarlo la caldera una ferroli me dio error f37 lo mire en internet y es presion baja. Puedo cargar meterle presion a la cardera con el radiador desmontado o tengo que colocarlo de nuevo para poder cargar la caldera. Un saludo y gracias

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.