Inicio  /  Bricolaje  /  Carpintería  /  Restaurar el parquet de forma casera paso a paso

Restaurar el parquet de forma casera paso a paso

4 minutos | Con el uso, el suelo de madera va perdiendo su brillo natural, acumulando daños del día a día. Descubre cómo restaurar el parquet de una manera sencilla paso a paso.

El parquet es uno de los tipos de suelo más delicados, pero al mismo tiempo también de los más sencillos de restaurar. Es común que la madera se desgaste con el uso diario, o que incluso pueda sufrir ralladuras o diferentes desperfectos causados por la humedad o los cambios de temperatura. Según el daño que necesitemos solventar, hay diferentes técnicas para restaurarlo de manera totalmente casera, sin necesidad de ser un profesional.

Un parquet de buena calidad permite un fácil lijado, barnizado y restaurado, que se puede hacer por partes, reparando tan solo aquellas zonas más afectadas.

Si el suelo de tu casa ya no luce como el primer día, puedes repararlo de una forma sencilla, dejándolo como nuevo. Sigue paso a paso los consejos que te damos, y lograrás restaurar el daño con materiales y técnicas que cualquiera puede llevar a cabo.

Cómo restaurar el parquet paso a paso

El suelo de parquet necesita un mantenimiento cada cierto tiempo. Antes de tener que hacer una reparación completa de todo el suelo por un daño mayor, podemos ir haciendo pequeñas reparaciones en aquellas zonas en las que se producen rayaduras puntuales o pérdidas del brillo o el color.

Este tipo de suelo, formado por tiras de madera sólidas, no tiene nada que ver con otros materiales de peor calidad que se pueden encontrar en el mercado. Cuanto mayor sea la calidad del parquet del suelo de nuestro hogar, mejores resultados podremos obtener con un sencillo mantenimiento.

No necesitas recurrir a un profesional para reparar pequeños daños en tu suelo, solo tendrás que usar unos materiales muy fáciles de conseguir en cualquier tienda de bricolaje.

Restaurar el parquet arañado

Los arañazos son el daño más frecuente en el suelo de parquet. La madera es un material muy resistente, pero su dureza no es tan elevada como la de otros tipos de suelo. El roce de los muebles y cualquier otro accidente en el hogar, puede ocasionar arañazos que afean la superficie del suelo.

Solo necesitarás un estropajo o un papel de lija de grano fino a medio. Con este instrumento podrás frotar sobre la zona arañada para tratar la superficie y acabar con las marcas. Procura frotar siguiendo la dirección de las líneas o la veta de madera, evitando hacerlo en círculos para no estropear aún más la madera.

Una vez eliminadas las marcas, es el momento de tratar la zona afectada con cera. Puedes encontrarla en cualquier tienda de bricolaje, adaptando el producto al tipo de madera del suelo, según las indicaciones del fabricante.

Solo tienes que calentarla para verterla sobre el suelo, aplicándola con la ayuda de una espátula para extenderla bien. Espera a que se enfríe por completo, y termina aplicando una capa de aceite para parquet con una brocha, unificando el color y el brillo en toda la superficie.

Restaurar el parquet levantado

El exceso de humedad en algunas zonas de la casa pueden dañar la madera sin que nos demos cuenta. Cuando esto ocurre, algunas partes del suelo quedan totalmente inservibles. Pero antes de tener que levantarlo por completo y hacer obras en casa para sustituirlo por uno nuevo, podemos repararlo sustituyendo las piezas dañas por unas nuevas.

Comprueba cuáles son las piezas dañadas, golpeando con los nudillos sobre ellas una por una. Si suena a hueco, es que necesitan ser sustituidas por completo.

En el mercado puedes encontrar piezas de todos los tipos, tamaños y formas. Busca aquellas que sean iguales a las de tu suelo, y colócalas en las partes afectadas. No te olvides de aplicar un tinte o aceite natural para unificar el color y brillo entre las piezas antiguas y las nuevas que has colocado.

Recuperar el brillo del parquet

Otro de los problemas que más se suelen detectar en los suelos de tarima o parquet es la pérdida de brillo. Con el uso, el desgaste y la acción del sol directo durante el día, el brillo se va perdiendo.

Restaurarlo es muy sencillo, y puedes hacerlo tú mismo. Solo necesitas un poco de tiempo extra y cera específica para parquet.

Comienza despejando toda la habitación, retirando los muebles para poder trabajar mejor. Limpia bien la superficie del suelo, usando una mopa o el aspirador. Una vez preparado, es el momento de ir aplicando la cera, extendiéndola con la ayuda de una mopa limpia.

Trabaja desde el centro de la habitación hacia los extremos para un mejor acabado, siguiendo siempre la dirección de la veta de la madera. Según el producto y el estado del suelo, es posible que precises aplicar una segunda capa. Deja secar al menos 8 horas entre capa y capa, y también antes de volver a colocar los muebles en su sitio.

El brillo del suelo volverá a ser como el primer día, con una duración de al menos 2 a 4 años.

2019-07-01T11:09:57+00:0020 junio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.