Inicio  /  Familia  /  Cómo optimizar el presupuesto de la vuelta al cole

Cómo optimizar el presupuesto de la vuelta al cole

5 minutos | Saber cómo ahorrar en la vuelta al cole puede hacernos reducir considerablemente el gasto destinado al material, los libros o el uniforme, hasta en un 25 por ciento. Una cantidad nada desdeñable que nos ayudará a salir airosos de la temida cuesta de septiembre. 

Ahorrar en la vuelta al cole es uno de los principales objetivos de las familias para afrontar la empinada cuesta de septiembre que, todo sea dicho, llega en un momento poco favorable. Acabamos de dejar gran parte de nuestros ahorros en las vacaciones de verano y, seguidamente, nos vemos en la obligación de comprar libros, mochilas, cuadernos, uniformes, ropa, y otra serie de objetos que necesitarán los niños en su nueva etapa escolar. Un gasto que, cada vez, es más elevado.

Según datos del Ministerio de Educación, más de ocho millones de alumnos no universitarios de España iniciará un nuevo curso en breve y cada uno de ellos requerirá de un desembolso de entre 200 y 1.000 euros, dependiendo de lo que se necesite y de la gestión que hagamos del presupuesto.

En la lista de imprescindibles para la vuelta al cole los libros de texto suponen el principal gasto, seguido de los uniformes, el calzado y la ropa, por ese orden. En comparación con nuestros vecinos europeos, nosotros nos llevamos la palma en los libros (gastamos más del 60 por ciento). Mientras que países como Francia sólo destinan el 17 por ciento del presupuesto escolar a dicho concepto.

Sea como fuere, el precio de los libros es algo que no podemos cambiar, pero si podemos modificar nuestro modo de comprar, así como replantearnos determinadas alternativas (como usar material de segunda mano) para reducir, de forma considerable tanto derroche y conseguir ahorrar en la vuelta al cole.

Cómo ahorrar en la vuelta al cole 2017

Ni que decir tiene que una de las principales medidas que debemos llevar a cabo es la de comparar. Analizar los precios para un mismo artículo en uno u otro establecimiento puede reducir un amplio porcentaje de los gastos. Por eso, conviene adelantarse siempre al mes de septiembre para contar con bastante margen de actuación que nos permita indagar en diferentes sitios sin prisas y sin estrés.

Pero, vayamos por partes. Existen una serie de alternativas que harán tu cuesta de septiembre menos empinada:

Haz un inventario

No te precipites comprando. Seguro que más de una cosa del curso pasado aún le sirve. Saca todo el material y la ropa y dedica el tiempo necesario a analizar qué puede tener una segunda vida.

No hace falta que cada curso estrene todo. Si la mochila del año pasado se puede usar aún, que la use. Llevar cosas nuevas o de sus personajes favoritos no le garantiza que tenga un curso lleno de éxitos ni le va a hacer que vaya con una sonrisa a clase. No influye en nada. Además, así le estaremos enseñando el valor de las cosas.

Cuando lo tengas, escribe lo que habría que comprar y establece un presupuesto para que, una vez en la tienda, no se te vaya de las manos.

Si hay hermanos, toca heredar

Si tienes dos o más hijos que se llevan poco tiempo, lo más habitual, salvo que haya sido publicada una nueva edición, es que el pequeño pueda heredar los libros del mayor. Y lo mismo ocurre con el uniforme.

Recurre al trueque

En España, el intercambio de libros no es una práctica tan arraigada como en Europa. El continuo cambio de sistemas educativos se traduce en la modificación del contenido de los libros, lo que imposibilita el trueque.

Pero si te cercioras de que tu hijo va a usar una edición que no se ha cambiado, puedes recurrir a una de las numerosas plataformas online de trueque e intercambio.

Una de ellas es Bookint. Se trata de una aplicación bastante fiable, pero requiere que el colegio o el AMPA estén inscritos a ella. En Truekebook no sólo se pueden cambiar libros, sino también uniformes, kimonos de kárate, ropa de gimnasia… y todo lo que el alumno haya usado durante el curso.

Haz tus compras online

Antes de lazarse a la compra, es recomendable investigar y comprar precios. Las diferencias pueden llegar hasta un 25 por ciento en libros de texto. Recurrir a la compra online nos permite realizar nuestras pesquisas cómodamente desde casa sin necesidad de recorrernos a pie cada una de las tiendas físicas. Además, en Internet encontraremos los mismos productos a un solo clic.

Atento a las ayudas

Cada Comunidad Autónoma ofrece diferentes becas, cheques y ayudas para afrontar los gastos de la vuelta al cole, como la subvención de parte de los libros, el comedor o el uniforme. En algunos casos, podrás desgravarte hasta un cien por cien del importe de los libros en tu próxima declaración de la renta, pero no olvides guardar todas las facturas.

• Ahorra en la ropa

No te ajustes a su talla. Los niños crecen muy rápido, por lo que si le compras ropa que le quede holgada le durará todo el año. Tampoco hace falta que le lleves con cinco tallas de más. Se trata de buscar el término medio. Eso sí, con los zapatos no se puede aplicar esta técnica. Los especialistas recomiendan que el calzado tenga el tamaño adecuado. Además, seguramente tengas que reponerlos varias veces pues los juegos y las carreras hacen que se deterioren enseguida.

Si tu hijo utiliza uniforme y el colegio te lo permite, no lo compres en la tienda oficial, ya que suele salir más caro. Los calcetines, camisetas y la ropa que no lleve el escudo del centro, mejor adquirirlo en packs en las grandes superficies.

Si no lleva uniforme, no compres de una vez toda la ropa que vaya a usar durante el año. Calcula lo que necesitará de aquí a enero y, en las rebajas compra el resto.

Marca todas las prendas con los nombres y apellidos de tu hijo. Hasta el niño más responsable puede perder algo en un momento dado. Y si van sin sus datos, lo habrás perdido para siempre y te tocará reponerlo.

Reduce gastos del material escolar

Cuando vayas a comprar los estuches, mochilas, bolis, lápices, cuadernos… deja a los niños en casa. Si los llevas contigo a la tienda, seguramente salgas de allí con los artículos de sus personajes favoritos que, generalmente, suelen ser los más caros.
Opta por marcas blancas, que cumplen la misma función a un menor precio. Una vez en casa, tus hijos pueden entretenerse personalizando sus bolis y cuadernos con pegatinas y dibujos.

Sin caprichos en septiembre

Intenta que en septiembre el grueso de los gastos vaya destinado a la vuelta al cole. Los caprichos, la ropa innecesaria o las escapadas, mejor que sean en otro mes. Así, eludirás la necesidad de pedir un préstamo, que a la larga no sale económico. Además, es conveniente dejar un pequeño colchón por lo que pueda surgir. Con el Seguro de Hogar MAPFRE conseguirás tener ese respaldo económico ante los imprevistos que puedan surgir en tu casa.

2020-06-02T16:14:51+00:001 septiembre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.