Qué es el sifón del baño y cómo abrirlo

Inicio  /  Bricolaje  /  Fontanería  /  Qué es el sifón del baño y cómo abrirlo

Qué es el sifón del baño y cómo abrirlo

El sifón del baño sirve para evitar que los malos olores pasen al interior del hogar. Pero puede ocurrir que una obstrucción haga que el sanitario desagüe lentamente o que fluyan malos olores. Para acabar con el problema, esto es lo que debes hacer.

Todos los sanitarios del baño tienen un punto en el desagüe llamado sifón gracias al cual se evita el paso de malos olores al interior del hogar. Si éste se atasca, puede hacer que el desagüe tarde más en tragar agua o que desprenda olores no deseados. Te contamos lo que debes hacer para abrir y limpiar el sifón tú mismo y acabar con el problema.

¿Qué es el sifón del baño?

El sistema consiste en un tubo (de plástico o metal) de forma curvada que se coloca entre los desagües de los sanitarios y las tuberías para evitar que los olores de las tuberías retornen por ellas. Para que funcione, debe tener siempre agua, ya que es lo que actúa como barrera de esos olores.

En un baño, donde confluyen los desagües del lavabo, de la bañera y/o de la ducha y del bidé, nos encontraremos, normalmente, con un bote sifónico. Si se trata de un baño que solamente tiene lavabo e inodoro, habrá solo un sifón en el lavabo.

El inodoro es el único sanitario que, por normativa, no debe ir conectado nunca al bote sifónico, ya que en sí mismo es un sifón y debe desaguar directamente a la bajante general.

Ilustración de un inodoro seccionado en la que se ve el sifón

Fuente: https://bit.ly/2UUihDl

Por tanto, podemos distinguir dos tipos:

Bote sifónico

El bote sifónico es un depósito cilíndrico empotrado en el pavimento, con una tapa de registro hermética y estanca a ras del suelo, donde se reúnen las aguas residuales de los aparatos sanitarios próximos, para llevarlas al desagüe general.

Sifón individual

El sifón individual es un tubo con una forma similar a una ‘S’ en posición horizontal cuya curvatura inferior permanece constantemente con agua con el fin de impedir el paso de malos olores. Conecta cada uno de los sanitarios directamente con la bajante.

Se ha atascado el sifón, ¿qué hago?

De pronto, observamos que el lavabo, el bidé o la bañera, desagua lentamente, con dificultad. No hay que asustarse. Es un problema normal que nos encontraremos de vez en cuando porque los pelos, alguna horquilla u otro objeto que se haya caído en el lavabo, restos de jabón, de pasta de los dientes o grasa que poco a poco se van adhiriendo a las tuberías, provocan el atasco del desagüe. En tal caso, se puede probar lo siguiente:

Desatascador manual

Lo más sencillo es comenzar por utilizar un desatascador manual, que es una ventosa de goma con un mango.

Para ello, se tapa el agujero del rebosadero, se llena el lavabo o el bidé, aproximadamente, a la mitad y haciendo movimientos de presión y descompresión con el desatascador, la suciedad irá subiendo al lavabo. Se retira esta suciedad y se comprueba si el lavabo desagua correctamente.

Las bañeras y platos de ducha, generalmente se atascan por la gran cantidad de pelos que caen al lavarse la cabeza. Lo primero sería retirarlos manualmente, ya que, en un principio, se habrán quedado en la rejilla de la válvula de desagüe. Luego, se puede utilizar también el desatascador.

Desatascador químico

Si los métodos anteriores no dan resultado, se puede utilizar algún desatascador químico. Los hay líquidos, en polvo o granulados. Se vierte en el desagüe siguiendo las indicaciones del fabricante y se deja actuar. Cuidado con la manipulación de estos productos porque son muy tóxicos. Usarlos con arreglo a las instrucciones.

Si aun así el desagüe no funciona bien, hay que comenzar por limpiar el sifón o el bote sifónico, según lo que esté instalado.

¿Cómo abrir el sifón?

Depende del tipo de sifón. Si es uno simple, que consiste en una curva en «S» que puede ser de goma, PVC o metal, y va sujeto a presión, a rosca o con abrazaderas, se extrae totalmente y se limpia.

Si se trata de un sifón de botella, llamado así por consistir en un pequeño tanque o botella, tiene generalmente una base que se puede desenroscar. Se desenrosca dicha base y se procede a la limpieza.

Otra variedad es el sifón con purga, similar al simple, que posee un tapón de registro en la base. Al abrirlo, permite el vaciado y la limpieza del interior.

Al hacer esta operación, sea cual sea el modelo de sifón, caerá inevitablemente el agua y la suciedad acumulada en su interior. Para evitar que se moje todo, se coloca, previamente, un balde debajo del sifón para recoger el agua y la suciedad que pueda caer. Una vez desmontado, se limpia manualmente o con ayuda de un alambre, cepillo, etc.

Recuerda que, al tratarse de un desagüe, no hace falta que cierres el agua antes de manipularlo.

¿Y si el bloqueo no está en el sifón?

Si la obstrucción no está en el sifón, estará probablemente en la tubería de desagüe que va unida a la pared.

En este caso, es preciso desmontar todo el sifón pieza a pieza, comenzando por las más próximas al lavabo. Una vez desmontado el sifón, se introduce un cable desatascador por la tubería, empujándolo poco a poco hacia adelante y hacia atrás. Los hay que tienen una manivela para hacerlos girar mientras se introducen.

Si la bola de suciedad se puede empujar o extraer, se habrá solucionado el problema. Si no es así, habrá que avisar a un profesional porque si no se tiene la suficiente habilidad, se puede dañar la cañería.

¿Y cómo puedo abrir el bote sifónico?

Un bote sifónico tiene la ventaja de que no se necesita un sifón para cada uno de los sanitarios, pero tiene el inconveniente de que, si se atasca, les pasa lo mismo a todos los sanitarios conectados a él.

Tanto si afecta a uno como a todos los sanitarios, si algo va mal hay que limpiarlo. Para ello, hay que quitar el embellecedor de la tapa que, normalmente, va sujeto con un tornillo. Queda a la vista la tapa del bote, que se abre girando la manecilla que tiene en sentido contrario a las agujas del reloj.

Con unos guantes de goma, se retira toda la suciedad acumulada en el bote. Se deja correr un poco de agua para comprobar que ha quedado limpio y que desagua bien. Si es así, se monta todo en sentido inverso a como se abrió.

Si no fuese así, puede ser que el atasco esté en la bajante o en la general. En este caso, se trataría de un problema más serio y para resolverlo no quedaría más remedio que contar con la experiencia y los conocimientos de un especialista.

2019-05-13T13:49:21+02:006 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar