///Telas asfálticas: tipos y usos

Telas asfálticas: tipos y usos

5 minutos | A la hora de cubrir un tejado o una terraza, es necesario usar materiales impermeabilizantes que eviten la filtración de agua a la estructura de la casa. A continuación, te contamos qué tipos de tela asfáltica existen, para qué se usan y cómo se colocan.

El tejado es la parte más importante de una casa ya que es el que permite proteger la vivienda de las inclemencias del tiempo e impide que el agua penetre en el interior provocando humedades. También son zonas críticas para las filtraciones de agua, las terrazas o patios por lo que, para protegerlas al máximo, es posible aplicar productos pensados para la impermeabilización como la tela asfáltica.

Este producto es uno de los más usados para cumplir esta misión, pero existen distintas variantes de la misma.

Para que sepas cuál te conviene más te contamos qué tipos de tela asfáltica existen

Qué es la tela asfáltica y donde puede colocarse

La tela asfáltica es un recubrimiento impermeabilizante que suele colocarse para proteger la estructura de una vivienda de la humedad. Es frecuente en tejados, terrazas o zonas exteriores que son las más expuestas.

La no colocación de este tipo de materiales puede dar lugar a goteras. Si este este es tu caso, te recomendamos contactar con tu Seguro de Hogar MAPFRE para que pueda repararlo cuanto antes.

La tela asfáltica puede colocarse sobre cualquier superficie como: mortero, madera, terrazo u hormigón. Sea como sea la superficie siempre debe estar en buen estado. Debido a la versatilidad de este material, puede emplearse tanto para suelos como para paredes y podrás verla en suelos de terrazas, en cubiertas o en zonas verticales.

Tipos de telas asfálticas

En la actualidad, podemos encontrar distintos tipos de telas asfálticas pensadas para impermeabilizar cualquier superficie. A la hora de seleccionar una, deberás tener en cuenta que existen muchas diferentes, pero estas son las más comunes en el mercado:

Tela asfáltica negra

La tela asfáltica negra cuenta con una membrana fabricada con un material denominado oxiasfalto. Este se combina con materiales como el fieltro de fibra de vidrio y polietileno que se extiende por las dos caras de la tela.  Es una de las más básicas que podemos encontrar, pero es bastante resistente por lo que la tela asfáltica negra suele emplearse, sobre todo, cuando queremos impermeabilizar espacios exteriores como patios o terrazas.

Su efecto hará que el agua de la lluvia no se filtre a la estructura de la casa.

Tela asfáltica de aluminio

La tela asfáltica de aluminio cuenta con este material como principal componente. Presentan un color cromado y tienen una capa superior formada por una plancha de aluminio de entre 1 y 2 milímetros de ancho.

El aluminio empleado está gofrado, es decir, presenta un dibujo en forma de pequeños cuadrados grabados sobre ella. Esto hace que sea resistente a los rayos del sol.

La colocación de telas asfálticas de este tipo está pensada sobre todo para el exterior, como pueden ser zonas de piscinas en las que existe una gran incidencia de rayos solares.

Hombre saliendo de una piscina

Fuente: https://cutt.ly/pa4CHPv

Tela asfáltica de pizarra

El principal componente de la tela asfáltica de pizarra es el oxiasfalto combinado con antiadherente y fibra de vidrio para la fabricación de la membrana. A esta se le añade también una capa adicional que cuenta con una autoprotección mineral de pizarra.

Soporta muy bien los cambios de temperatura, por lo que será ideal para cualquier zona, aunque su principal ventaja es que es muy resistente. Esta se suele emplearse en superficies en las que no vamos a colocar nada encima como pueden ser terrazas o azoteas por las que no se va a caminar.

Cómo colocar la tela asfáltica

La tela asfáltica suele venir en rollos que permiten su corte a la medida adecuada para poder instalarse en cualquier superficie. Antes de colocarla, es necesario que midas la zona en la que la vas a colocar para adquirir los metros necesarios.

En primer lugar, deberás limpiar toda la superficie que quieres impermeabilizar utilizando un cepillo. Elimina todas las piedrecitas o restos de tierra e impurezas que pueden causar daños en la tela. Esto será esencial, porque si la malla está dañada, se podrían producir filtraciones y por tanto goteras.

Elegir el momento adecuado también es esencial. Para realizar esta tarea, deberás tener en cuenta que la temperatura exterior sea superior a los 5 grados y que no esté lloviendo.

A continuación, deberás aplicar una imprimación para sellar la zona. Deberás extenderla por toda la superficie por la que quieras colocar la tela y dejar que se seque. Utilizar este producto servirá para conseguir una mejor adherencia y estanqueidad. En definitiva, para reforzar la acción de la telas asfáltica. Deja que se seque siguiendo las instrucciones del fabricante.

Tras ello deberás medir la tela asfáltica y cortarla apurando al máximo para evitar realizar empalmes en la misma. Una mala unión entre dos trozos de tela podría ser el origen de futuras filtraciones de agua.

En el caso de que vayas a instalarla en zonas llanas, podrás empezar por el lugar que estimes oportuno, pero en el caso de superficies con cierta inclinación, es mejor comenzar siempre por la parte más baja. Para aplicarla deberás utilizar un soplete y calentar la parte de la tela que cuenta con un acabado bituminoso (betún).

Esto hará que el alquitrán comience a derretirse. En ese momento aprieta la tela contra la superficie usando las manos (siempre bien protegidas con guantes de cuero para evitar quemaduras) y una paleta para fijarla correctamente.

Cuando finalices con una tira de tela asfáltica coloca la siguiente realizando el mismo procedimiento. Para evitar filtraciones solapa la nueva tira sobre la primera colocando unos 10 centímetros sobre ella.

Una vez colocadas toca rematar los ángulos y la confluencia con paredes. En este caso usa tiras de unos 30 centímetros de ancho y coloca 20 centímetros sobre la pared y los 10 restantes sobre la tela que ya habías aplicado en el suelo. Presiona firmemente para adherirla a todas las esquinas y rincones. Con esto el trabajo quedará finalizado y ya podrás cubrirla con el recubrimiento necesario.

2020-09-21T11:56:48+02:0019 septiembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.