¿Golpe de calor en perros? Frecuente y grave

Publicado por canalHOGAR, 03 Jun 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

perro bebiendo agua

El golpe de calor en perros no solo es una posibilidad, sino que tu mascota es mucho más sensible a este tipo de episodios que tú, ya que su capacidad de reacción ante una subida brusca de temperatura corporal es muy limitada.

La mejor manera de no sufrir un buen susto en verano es ser precavido y evitar un golpe de calor en perros, pues las consecuencias de este tipo de situaciones pueden ser de graves a muy graves, e incluso mortales según el caso. Los veterinarios coinciden en señalar que la hipertermia  puede evitarse con un poco de cuidado y sabiendo cómo cuidar a tu perro, no es complicado. 

La costumbre y la confianza son malas consejeras en verano, especialmente si decides emprender un viaje por carretera con tu perro. Si no quieres correr riesgos evita las situaciones más frecuentes en las que los perros suelen sufrir peligrosos golpes de calor y memoriza esta guía para evitar este verano que tu mascota sufra.

¿Qué perros pueden sufrir un golpe de calor?

Todos los perros sin excepción están expuestos a sufrir este problema, ya que con independencia de su raza, tamaño o edad, los perros tienen una regulación de la temperatura corporal mucho menos eficiente y segura que la de las personas, lo que les hace proclives al golpe de calor y sus peores consecuencias. Los perros más jóvenes –menos de un año- y los más mayores son aún más sensibles y corren más peligro ante una situación de hipertermia.

¿Qué se considera temperatura elevada en un can?

La temperatura normal de un perro oscila entre los 38 y los 39 grados. A partir de los 40 grados centígrados de temperatura,  cualquier perro está sufriendo un golpe de calor, si la temperatura llega a los 42 o los 43 la fase de la hipertermia es alarmante y crítica por lo que es crucial para la vida del perro actuar con rapidez para poder ayudarle a bajar a la mayor brevedad posible esta temperatura inaguantable para él.

¿Por qué los perros toleran peor las altas temperaturas corporales?

Mientras los seres humanos sudan por todo el cuerpo para equilibrar la temperatura corporal, los perros no tienen esta capacidad, carecen de glándulas sudoríparas. La respiración y el jadeo son las dos vías con las que cuentan para luchar contra una hipertermia corporal. Por ese motivo fisiológico, los canes son mucho más sensibles a sufrir un golpe de calor que las personas y los sobrellevan mucho peor, afectándoles en menos tiempo y aunque las temperaturas no sean extremas.

¿Existen situaciones de riesgo? 

Efectivamente los veterinarios confirman que por su experiencia los golpes de calor en perros suelen darse a menudo y con más frecuencia en semejantes situaciones.

  • No dejes a tu perro encerrado en el coche. Aunque abras las ventanas, aparques a la sombra y vayas a tardar un minuto, lo mejor es no arriesgarse, es la primera causa de golpe de calor en canes. 
  • No realices ejercicio físico con tu mascota durante las horas centrales del día. Aunque las temperaturas no sean extremas, ten en cuenta que tu perro no percibe ni sobrelleva el calor como tú. 
  • Las casas sin aire acondicionado o las estancias del hogar con temperaturas elevadas y sin ventilación tampoco son lugares adecuados para dejar a tu mascota aunque te ausentes poco tiempo de casa y se trate de un patio interior y con sombra.

¿Cuáles son los síntomas para denotan hipertermia en un perro?

Hay diferentes variantes sintomatológicas que se asocian a un golpe de calor. Como cuadro general y de aplicación en la mayor parte de canes, sospecha si en verano y en situaciones de calor seco y sin ventilación tu perro sufre alguno de estos síntomas, ya que es muy probable que esté padeciendo una temperatura en su cuerpo muy superior a la que puede asimilar y controlar.

  • Aspecto de perro enfermo, aturdido, mareado y desorientado.
  • Vómitos y diarreas.
  • Estado de shock, convulsiones y pérdida de conocimiento.
  • Jadeos y dificultad en la respiración.
  • Taquicardia y mucosa congestionada.

¿Cómo actuar si se presenta el golpe de calor en el perro?

Lo más inmediato e indispensable en toda situación anómala en el estado de tu perro, también en el caso de temperatura corporal elevada, es acudir con urgencia al veterinario. Pero en el camino o mientras puedes conseguir asistencia sanitaria experta y profesional para tu mascota es indispensable que le ayudes a bajar la temperatura.

 

  • Coloca el perro en un lugar fresco, aireado y a la sombra, no evites el aire acondicionado aunque es importante que no expongas al animal a un chorro  directo de aire congelado.
  • Ofrécele agua fresca, pero no le obligues a beber. Mejor refréscale con un hielo y déjale que lo chupe.
  • Un baño con agua fría –nunca congelada- es una buena idea, también puedes ponerle una bolsa de hielo picado sobre la cabeza.

 

¿Puede prevenirse una hipertermia canina?

Ningún método es infalible para todos los perros y circunstancias, pero en principio, si evitas que tu perro esté en las situaciones de alto riesgo de golpe de calor es mucho más difícil que sufra un episodio grave. Por otra parte si sabes reaccionar a las primeras sospechas es muy posible que el problema no desencadene graves consecuencias aunque siempre que sospeches de golpe de calor y aunque el perro se recupere con tu ayuda y parezca que se restablece es importante que acudas de todos modos al veterinario.

Un perro saludable, bien alimentado y siempre hidratado será menos propenso a sufrir golpes de calor. Ten en cuenta que aunque la fruta no es un elemento indispensable en la dieta de un perro, puede ayudarte especialmente en verano a mantener a tu perro fresco y en niveles óptimos de hidratación.

No le limites nunca el agua a tu perro. Salvo que tu veterinario te lo indique por problemas o riesgos concretos, siempre debes tener su cuenco de agua lleno y fresco. Complementa la hidratación especialmente en verano o en situaciones de ola de calor y alertas por altas temperaturas con zumos de manzana, zanahoria o arándanos. 

Antes de introducir frutas, verduras o cualquier otro tipo de alimentos en la dieta de tu mascota, consulta antes con el veterinario y hazlo de forma paulatina y complementaria a su dieta habitual. Si quieres proteger a tu perro o gato, el Seguro de Mascotas MAPFRE te ofrece las coberturas y asistencias que precisas para poder dar respuesta a todas las necesidades de tu perro, las imprevistas y las urgentes incluidas, si así lo deseas. 



Comentarios (2)

Eliu montes comento el 15/06/2017 a las 12:48

Gracias por los consejos. ..su plan médico debería tener una cubierta para mascotas.

canalHOGAR comento el 20/06/2017 a las 13:57

Hola Eliu, gracias por ponerte en contacto con nosotros. Te dejamos este link (https://www.mapfre.es/seguros/particulares/otros-seguros/seguros-animales/seguro-mascotas/) en el que podrás ver todas las coberturas de nuestro seguro para Mascotas MAPFRE. Incluye un servicio veterinario que puede ser de tu interés. Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos