Trucos para que tu perro coma más despacio

Publicado por CanalHOGAR, 25 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Trucos para que tu perro coma más despacio

Si tu mascota engulle el alimento demasiado rápido está poniendo en riesgo su salud. Hay algunos trucos para que tu perro coma más despacio, evitando la ingesta excesiva de aire y otros problemas que pueden llegar a ser graves.

Comer con celeridad y prácticamente sin masticar es un impulso natural de los perros, especialmente de algunas razas; no obstante, si aplicas estos trucos para que tu perro coma más despacio, es posible que logres atenuar, al menos, algo el primer instinto de engullir de tu mascota, ayudándole a aprender otras formas de comer más seguras y saludables para él.

Los problemas estomacales como gases o digestiones pesadas no son muy habituales en los canes como consecuencia de comer demasiado deprisa, aunque pueden darse y algunas razas son especialmente proclives a ellos. Pero al margen de molestias del aparato digestivo, los perros que comen demasiado rápido corren otros riesgos importantes y que en la medida de lo posible, conviene evitar y prevenir.

- Un accidente como un atragantamiento es el principal problema que puede sobrevenir a tu perro si engulle sin masticar, especialmente si se trata de comida casera con huesos o trozos grandes, ya que al no masticarlos puede atorarse.

- Si tu perro come habitualmente pienso o comida especial para él, es más difícil que sufra este tipo de accidentes, pero aun así está expuesto a otros riesgos si come con mucha celeridad, ya que ingiere grandes cantidades de aire que puede ocasionarle graves problemas.

- La torsión de estómago es una de las consecuencias más graves de este tipo de conductas en los perros, es una afección grave y que requiere la intervención del veterinario.

Modificar las rutinas alimenticias de tu perro y con ello, prevenir este tipo de problemas, no es tan complicado, aunque puede resultar algo pesado al principio. Puedes probar algunos trucos que te ayudarán en tu empeño.

Utilizar platos planos y no cuencos o bol profundos

Con este sencillo cambio en la vajilla de tu mascota, lograrás que el perro tenga que esforzarse un poco más para comer la comida; además no podrá ingerir tanta cantidad de una sola vez por lo que, en definitiva, comerá menos cantidad cada vez de comida, y más veces, lo que es mucho más saludable, en general.

Reparte la ración en varios recipientes y sitúalos en diferentes puntos

Ofrecerle a tu perro una única ración favorece que coma más rápido y sin masticar. En su lugar, divide en dos o tres partes la ración que cada vez le das, y pon las pequeñas raciones en diferentes puntos para que tu mascota tanga que desplazarse de un lugar a otros, recorriendo una ruta  para comer que el hará distanciar más la ingesta de comida, favoreciendo una alimentación más lenta, al menos.

Vajilla especial

En las tiendas de mascotas, puedes encontrar recipientes especiales, cuyo diseño está pensado para favorecer una ralentización de la velocidad de ingesta de tu perro. Son boles seguros y prácticos que en lugar de presentar un fondo liso, tienen salientes hacia fuera –redondeados y ergonómicos-  que hacen que el perro no pueda comer mucha cantidad de una sola vez, favoreciendo que coma más despacio.

Eleva la comida

Éste es un truco sencillo, pero que suele funcionar en la mayor parte de los casos, aunque es importante tener en cuenta las condiciones del perro. En lugar de colocar la comida en el suelo, pon el recipiente en un lugar más o menos elevado para que tu mascota tenga que subir –al menos las patas delanteras- para alcanzar el plato. Dificultar el acceso a la comida hace que el perro tenga que comer más despacio y que además, adquiera una postura más recomendable para tragar menos aire.

Con estos trucos para que tu perro coma más despacio, es muy probable que logres modificar o al menos mejorar, la rutina de alimentación de tu perro, previniendo problemas importantes de salud y accidentes.

Siempre lo más acertado y recomendable –al margen de trucos-  es seguir atentamente los consejos y recomendaciones del veterinario que, conociendo las condiciones específicas de tu perro y la situación, te ofrece las soluciones más acertadas y a medida. De igual manera, el Seguro de Mascotas MAPFRE te ayuda a proteger y cuidar a tu perro con total seguridad, de la forma más cómoda y efectiva.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos