Cómo controlar la agresividad de un perro

Publicado por CanalHOGAR, 22 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo controlar la agresividad de un perro

Miedo, frustración, factores fisiológicos, ambientales, patológicos… son muchas las causas que pueden hacer que un perro muestre un comportamiento agresivo en situaciones en las que debería estar tranquilo y calmado. Una de las principales causas de la agresividad puede deberse a no haber sociabilizado correctamente cuando aún era un cachorro. Y aunque corregir este comportamiento es una tarea para la que tenemos que armarnos de paciencia, por suerte, la gran parte de estas molestas conductas tienen solución. Te damos algunas pautas y consejos para que sepas qué pasos dar para poner fin a esta situación y para que aprendas a controlar la agresividad de un perro.

Existen diferentes grados de violencia canina. Lo primero que debemos saber es qué grado tiene nuestra mascota mediante una consulta al veterinario y para que elimine cualquier causa física, posible desencadenante de dicha agresividad. Como cada causa es única, nunca está de más acudir a un especialista e incluso a un educador canino que nos ayude a reeducar a nuestro compañero.

Los primeros meses de vida de nuestro can son fundamentales a la hora de forjar su carácter. Para empezar a educarle desde cachorro es vital que éste se desarrolle correctamente en un entorno saludable: como animal depredador, los perros dependen de su dentadura, por lo que, sobre todo cuando son jóvenes, intentarán morder todo lo que se encuentren. Es muy importante que desde cachorro le enseñes qué es lo que sí y qué es lo que no se puede morder. Para este entrenamiento existen una serie de juguetes especiales. Presta atención a que tu perro no muerda objetos, y mucho menos a personas,  y cada vez que lo intente regáñale y desvía su atención hacía su juguete “mordible”.

Controlar la agresividad de un perro adulto

Si por otra parte, no sabes cómo controlar la agresividad de un perro adulto, no desesperes porque con una serie de prácticas de adiestramiento y unas dosis de paciencia, es posible para corregir ese molesto comportamiento de tu mascota.

- Cuando le saques a la calle, asegúrate de contar con una correa resistente o un arnés de entrenamiento “antitirones” que te ayude a su educación durante el paseo.

- Dependiendo del grado y de los motivos que provocan agresividad a tu mascota, y siempre bajo las recomendaciones de un profesional, puedes ponerle un bozal en los paseos o cuando recibas visitas en casa. Colócale un bozal que le permita beber sin problemas.

- Si tienes detectada la causa que provoca su comportamiento agresivo, intenta dejarle expuesto a este desencadenante en una situación segura y controlada. Por ejemplo, si el desencadenante de la agresividad de tu perro es una persona desconocido, haz que uno de tus amigos se pare en un extremo del patio o de una habitación a una distancia lo bastante alejada para que tu perro lo perciba sin mostrar ninguna reacción.   

- Enséñale la orden “ven aquí” para captar su atención. Siguiendo el ejemplo anterior, y después de que el perro perciba a tu amigo (un desconocido a fin de cuentas para tu mascota), llámale y prémialo. Sigue elogiando a tu perro y haz que tu amigo se acerque dando un paso más.

Recuerda que todo el proceso y los ejercicios que pongas en práctica para controlar la agresividad de tu can deben de ser cortos, calmados y terminar siempre de una manera positiva. Además, no olvides que la mejor formar para controlar el comportamiento de tu mascota es a través de un adiestrador canino que te ayude a canalizar y te preste asesoramiento para la educación de tu fiel amigo. Porque tu perro es casi un miembro más de la familia, conviene que cuentes con las mejores garantías y protecciones tanto para los cuidados de tu mascota como para el resto de la familia. Por eso, existen productos específicos como los Seguros para Mascotas MAPFRE con coberturas por responsabilidad civil o asistencia veterinaria, entre otras prestaciones, para los cuidados de toda la familia.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos