5 Cosas positivas que puede aportar un perro a tu hijo

Publicado por CanalHOGAR, 24 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

5 Cosas positivas que puede aportar un perro a tu hijo

Seguro que a tu niño no le quedan dudas y está a punto de convencerte, pero por si te hacen falta algunas razones objetivas y adultas para dar el paso, aquí tienes 5 cosas positivas que puede aportar un perro a tu hijo.

Tener una mascota en casa es una gran responsabilidad; en el caso de los perros –el más popular de los animales domésticos y el favorito de los niños- tienes que tener muy claro tanto tú como todos los miembros de la familia, que no se trata de un juguete, sino de un ser vivo con sus necesidades y que se convierte en una obligación para todo el núcleo familiar. A cambio, recibiréis muchas recompensas al disfrutar de una mascota en casa, entre ellas, estas 5 cosas positivas que puede aportar un perro a tu hijo.

La convivencia diaria con un perro aportará, tanto a tu hijo como al resto de la familia, una gran cantidad de beneficios y buenos momentos de disfrute  que iréis descubriendo, fruto de vuestras vivencias comunes. Para empezar ten por seguro que un perro te ayudará en diferentes aspectos, entre los que destacan.

-Sentido de la responsabilidad.

Probablemente es el reporte positivo más conocido y reconocido por los padres que compran un perro para sus hijos. Todos los progenitores les recuerdan a sus hijos que si quieren un perro, deben comprometerse con él y sus necesidades. Es un acierto y una actitud que debe  no solo fomentarse, sino presentarse como condición para tener el perro. Aunque depende de la edad del niño, en general, es importante, tanto si ya se tiene como si se va a adquirir un perro, involucrar al niño desde el principio en el cuidado y necesidades de la mascota. Es una forma comprobada y eficaz de que tu hijo adquiera un importante y firme sentido de la responsabilidad que le será muy útil en su vida adulta.

-Autonomía.

Unido al beneficio anterior, un perro te ayudará a fomentar la autonomía en tu hijo, un valor que, insisten en señalar psicólogos y pedagogos, es fundamental inculcar a los más pequeños desde los primeros años de vida. La autonomía debe ser proporcional a la edad y desarrollo de tu hijo y, en sintonía con ella, puedes utilizar al perro para que colabore en el desarrollo de esta cualidad entre tus hijos de la forma más sencilla, práctica y lúdica. Casi sin darse cuenta y con el firme propósito de ayudar a su mejor amigo, tu hijo irá adquiriendo una gran autonomía al ritmo de su mascota. Siempre puedes consultar con un especialista la mejor forma de llevar a cabo este proceso, dependiendo del perro y de la edad o edades de tus hijos.

-Seguridad y desarrollo social.

Tener siempre un amigo fiel, un recurso infalible y que nunca le falla, ayuda a los niños a crecer en seguridad. Tener un perro es un recurso frecuente al que puede recurrirse en el caso de niños especialmente introvertidos, tímidos o retraídos. Tener un perro es siempre un reclamo para todos los niños y un aliciente, por lo que fomenta las relaciones interpersonales de la manera más natural y fácil para tus hijos. Los perros, además, facilitan a los niños la expresión de sus sentimientos y el reconocimiento de sus estados de ánimo, haciendo que la relación con los padres sea más fácil y fluida.

-Beneficios saludables.

Hay muchos estudios que sostienen la teoría de que un hogar con mascota, especialmente con un perro, es una casa con integrantes mucho más felices y cohesionados. Los perros fomentan el bienestar y colaboran activamente, al parecer, en el desarrollo del sistema inmunología, haciendo a tus hijos mucho más fuertes y saludables. La influencia de esta mascota sobre el corazón de sus dueños también está bastante comprobada científicamente, influyen en el equilibrio y la mejora del ritmo cardiaco, reduciendo las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares. Igualmente los perros colaboran activamente en la prevención de problemas psicológicos, depresiones, estrés y ansiedad, según mantienen los expertos.

-Actividad física y al aire libre.

En una sociedad que adolece de sedentarismo y en la que la obesidad se presenta como una gran lacra, tener un perro como mascota fomenta, sin duda, el movimiento, el ejercicio y la actividad al aire libre. Rutinas tan beneficiosas y recomendadas por los profesionales de la salud, como caminar o salir a pasear con un perro, se convierten en actividades cotidianas y rutinarias. Los perros son una forma muy eficaz de desenganchar a los niños –no tan pequeños- a rutinas muy poco beneficiosas para su salud como la televisión o las horas de tableta o consola.

Éstas son 5 cosas positivas que puede aportar un perro a tu hijo, pero, sin duda, hay muchas más; no obstante, no te dejes llevar solo por la euforia de los buenos momentos que fomentará un perro en tu hogar y valora de manera muy seria, la responsabilidad que ello supone y conciencia a tu hijo de que un perro no es un juguete ni un tableta que se enciende y se apaga. Si tienes dudas, no compres un perro si no existe un compromiso serio y real por parte de toda la familia.

Tu perro precisa y se merece la mejor protección y la atención óptima en cada momento y en toda circunstancia, de la misma manera que tú te mereces la tranquilidad de saber que todo va bien. Para ello, los Seguros de Hogar Mapfre te dan la máxima seguridad y protección para tu casa y los que viven ella, incluido nuestro nuevo amigo canino.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos