Silbato de ultrasonidos para perros

Publicado por Covadonga Carrasco, 25 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Qué son los silbatos ultrasonidos para perros?

Los silbatos para perros llevan mucho tiempo utilizándose. Y es que resultan muy efectivos en la educación y adiestramiento de nuestras mascotas. Veamos cómo usar un silbato de ultrasonidos para perros y así comprobar si a nosotros nos resulta efectivo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Adiestramiento: dependiendo del adiestrador, los hay que confían mucho en que el silbato de ultrasonidos se use en la educación del perro, sin embargo, otros profesionales prefieren otro tipo de técnicas que consideran más efectivas.
  • Órdenes: para que el perro sepa lo que le estamos diciendo, tendremos que mantener siempre el mismo tipo de silbido para la misma orden.
  • Paciencia: en los adiestramientos siempre es importante tener paciencia, a veces no es fácil conseguir que nuestra mascota haga caso a las órdenes de forma rápida.

Lo que hay que hacer es tan simple como soplar y escuchar el aire que se mueve mediante la abertura. Este sonido será lo único que nuestro oído humano podrá percibir, el que efectúa realmente el silbato solo podrá percibirlo el perro. Los silbatos tienen diferentes frecuencias y no todos los perros llegan a oírlas, por eso es importante que los adecuemos a nuestra mascota. Esto se hace mediante un tornillo, habrá que probarlo hasta que veamos que el perro reacciona.

 

Jugar con las ráfagas para darle órdenes al perro

Para usar el silbato iremos alargando las ráfagas o acortándolas en función de las órdenes que queramos darle a nuestra mascota para que sepa lo que debe hacer. Por ejemplo, la orden de "ven" podemos hacerla con una ráfaga larga, mientras que el "quieto" podrían ser ráfagas cortas y muy seguidas.

Si siempre mantenemos esos comandos de silbidos, el perro sabrá qué es lo que queremos decirle siempre y su adiestramiento será mucho más sencillo.

Perros obedientes y órdenes sencillas

Estos silbatos pueden ser útiles para perros que tienen un carácter atento, que siempre están alerta y que tienden a ser obedientes. Por el contrario, si nuestro perro es algo más despistado, no quiere decir que el silbato de ultrasonidos no funcione, pero nos costará un poco más que haga caso a nuestras órdenes y acabe aprendiéndolas.

Solo hay que tener un poco de paciencia, porque no siempre los perros reaccionan todo lo rápido que nos gustaría al adiestramiento, aunque tarde o temprano lo acaban consiguiendo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos