Cuidar a un perro sordo

Publicado por Covadonga Carrasco, 10 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados de un perro sordo

Al igual que sucede con las personas, los animales también cuentan con discapacidades que pueden ser genéticas, de nacimiento, adquiridas o por cuestiones de edad. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Precaución: es importante que salgamos a la calle con el perro atado para evitar que se exponga a peligros a los que no pueda reaccionar.
  • Cariño: el cariño es la mejor manera de crear un vínculo comunicativo especial con nuestra mascota.
  • Sentidos: un perro sordo es capaz de desarrollar con mayor intensidad otros sentidos que compensarán su falta de audición.

Estos animales requieren un trato y unos cuidados especiales para que su calidad de vida sea la mejor. Por eso, vamos a ver cuáles son los cuidados que requiere un perro sordo. Además, es recomendable tener un seguro para mascotas, ya que estaremos respaldados ante cualquier inconveniente.

 

En realidad, solo tendremos que acostumbrarnos a su condición y aprender a comunicarnos con él de manera diferente a la que lo haríamos con un perro que pudiese oír. El resto de cuidados serán los mismos que los de cualquier otro perro.

Especial cuidado al salir a la calle

Los cuidados más importantes debemos tenerlos con él en la calle, ya que no podrá reaccionar a peligros que pudiera encontrarse de la misma manera que lo haría si pudiera escuchar. Por eso, debemos sacarlo siempre atado y soltarlo en espacios en los que no haya peligro y en los que le tengamos dentro de nuestro campo visual controlado en todo momento.

Al igual que las personas, los perros con sordera desarrollan más otras capacidades como por ejemplo la vista, son mucho más observadores. Por eso es importante establecer una manera diferente de comunicarnos con él que seguro aprenderá rápidamente.

Crear un lenguaje y unos códigos especiales con nuestro perro

Como no nos escuchará al llegar a casa, si no queremos que se asuste podemos encender y apagar las luces para que sepa que estamos, o dar golpes en el suelo para que perciba las vibraciones si está dormido.

El cariño y reforzar con premios su buen comportamiento conseguirán que aprenda rápido y se desarrolle de manera positiva.

El vínculo que iremos creando poco a poco con el animal hará que mejore y pueda llevar una vida normal y feliz sin tener en cuenta su discapacidad.

Lo que sí debemos hacer es acudir habitualmente al veterinario para que pueda ir comprobando cuál es su evolución.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

irenita52 comento el 10/04/2015 a las 11:43

Qué pena me daría si mi perro se quedase sordo. Sin embargo, si me ocurriese algo así, está claro que le facilitaría la vida todo lo posible. El oído es un sentido que tiene bastante desarrollado y es una pena que pudiesen perder sensibilidad.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos