Acustofobia, el miedo de los perros a los petardos

Publicado por Patricia Arroyo, 09 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Perros con acustofobia

¿Sabéis que es la acustofobia? Es el miedo que sienten algunos perros al escuchar fuertes ruidos externos. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Causas: la acustofobia puede darse por haber vivido una mala experiencia con un tipo de ruido o por no haberse acostumbrado a fuertes ruidos cuando era cachorro.
  • Consecuencias: el animal entra en un estado de pánico y nervios.
  • Evitar: cuando un perro se asusta por un ruido, debemos evitar consolarle. 

Los perros sufren acustofobia al escuchar truenos, petardos e incluso ruidos propios de la calle como los pitidos de coches o el sonido de los camiones. Esto puedo llegar a convertirse en un verdadero problema para el animal, pues vive sus días con intranquilidad y, además, afecta el bienestar de sus dueños.

 

Causas y consecuencias de la acustofobia

La acustofobia aparece por diferentes razones, pero entre las principales encontramos:

En primer lugar, porque desde cachorro no se acostumbró a ciertos ruidos normales como puede ser el sonido de los truenos en una noche de tormenta, ruidos de coches y camiones, petardos, etc. Por ello, al no asociar este tipo de ruidos como “normales”, aparece la acustofobia.  

Por otra parte, la acustofobia puede darse por haber vivido una mala experiencia. Por ejemplo, un petardo que se haya tirado muy cerca del animal y que esto le haya creado un pequeño trauma.

Sin duda, la acustofobia tiene consecuencias negativas para el bienestar del animal, ya que entra en un estado de pánico y nervios cada vez que escucha fuertes ruidos. Además, al reaccionar de esta manera, puede llegar a lesionarse (normalmente el perro sale corriendo sin ser consciente de la dirección que toma).

Para los dueños también llega a ser un verdadero problema, pues el animal provoca destrozos en la vivienda.

Cómo tratar a un perro que sufre acustofobia

Si vuestra mascota sufre acustofobia, debéis ayudarle a superarla. Para ello, cada vez que se asuste al escuchar un fuerte ruido, evitad consolarle o darle mimos. Sabemos que es difícil no hacerlo, pues tendemos a tranquilizarle cuando siente miedo. Sin embargo, tan solo estamos alentando que asocie ese ruido con el miedo.

Es importante que nos mantengamos firmes y que mostremos tranquilidad, así, el perro entenderá que el ruido que acaba de escuchar no es para tanto y que es totalmente normal.

En el caso de que se asuste, jamás debemos regañarle o castigarle, pues el miedo es una emoción que no se puede controlar. Aun así, hay perros más delicados que otros, por ello, es muy aconsejable contratar un seguro para mascotas que pueda ayudarnos con sus cuidados.


Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 09/12/2014 a las 11:44

Mi perro generalmente no se suele asustar por los ruidos, además siempre le saco a pasear por zonas tranquilas.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos