La cojera canina

Publicado por Patricia Arroyo, 18 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Tu perro sufre cojera canina?

Generalmente, los perros de raza pequeña o de edad avanzada pueden sufrir cojera canina. Veamos por qué se produce y cómo podemos detectarla en nuestra mascota.

LO QUE DEBES SABER...
  • Luxación medial de la rótula: se produce por un desplazamiento de la rótula del animal hacia la parte interna de la rodilla.
  • Causas: la cojera aparece por un mal desarrollo de la articulación de la rodilla durante la etapa juvenil del perro. Aunque también se puede dar en la edad anciana. 
  • Tratamiento: según el caso y el grado de luxación, tendrá lugar una intervención quirúrgica o no. 

En primer lugar, debéis saber que la causa de la cojera canina suele ser una luxación de la rótula del animal como consecuencia de un mal desarrollo de la articulación de la rodilla. 


Cojera canina: luxación medial de la rótula

La rótula tiene como función sostener el tendón de los cuádriceps para que la tibia quede bien encajada y, por consiguiente, la rodilla pueda flexionarse correctamente. Sin embargo, cuando tiene lugar un desplazamiento de la rótula hacia la parte interna de la rodilla, se produce la luxación medial de la rótula.

Esto hace que el animal no pueda flexionar la rodilla y de ahí la aparición de la cojera.

Normalmente, esto ocurre por culpa de un mal desarrollo de la articulación de la rodilla durante la etapa juvenil. Aunque es cierto que también puede darse cuando el perro alcanza la edad anciana.

Cómo detectar y tratar la cojera canina

Detectar la cojera canina es muy fácil, tan solo tenéis que fijaros si vuestro perro realiza pequeños saltos al andar

Los perros con cojera suelen saltar al andar para intentar que la rodilla vuelva a su posición, y así poder volverla a flexionar sin problemas. Así que, si detectáis esta acción varias veces durante un paseo, lo más probable es que el animal padezca dicho problema.

Según los expertos, el tratamiento suele ser quirúrgico y siempre dependiendo del grado de luxación. También opinan que, en ciertos casos, la cirugía no es nada recomendable, pero que en otros sí, ya que de lo contrario podría provocar deformaciones óseas y artrosis canina. Así que, operar o no es una decisión que se tendrá que valorar. 

De todas formas, en cuanto observéis un mínimo de cojera, os recomendamos acudir al veterinario para que el problema no empeore y el tratamiento pueda solucionarlo a tiempo.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 18/11/2014 a las 11:52

Mi perro de momento no ha sufrido ninguna cojera, pero el veterinario ya me avisó de que es algo normal en estos animales.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos