El perro tibetano Lhasa apso

Publicado por Patricia Arroyo, 13 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El Lhasa apso, un pequeño perro tibetano

¿Conoces al Lhasa apso? Se trata de un pequeño perro con el pelo muy largo y con un carácter desconfiado. Conozcamos más sobre él. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Características físicas: pelaje abundante y largo, cuerpo pequeño pero robusto y orejas caídas. 
  • Carácter: en un principio es muy tozudo y desconfiado. Cuando toma confianza se vuelve más alegre y juguetón. 
  • Consejo: debe hacer ejercicio para no padecer obesidad.

El Lhasa apso es un perro que proviene del Tíbet, donde es considerado como un símbolo de fortuna. Se piensa que esta raza surge por el cruce del terrier del Tíbet con el spaniel tibetano.

 

Características físicas del Lhasa apso

La característica más destacable en estos pequeños perros es su largo y espeso pelaje. Gracias a este rasgo físico, sus antepasados podían protegerse y soportar las bajas temperaturas que se sufren en el Tíbet. El pelaje del Lhasa apso puede ser de color arena, negro, miel, dorado, blanco o gris.

Como hemos mencionado al principio, este perro tiene un tamaño pequeño aunque su cuerpo es musculoso y robusto. Llega a pesar alrededor de los 6 o 7 kg y tiene una altura entre los 25 y los 28 cm.

Estos perros de origen tibetano se caracterizan también por tener las orejas caídas y con mucho pelo, al igual que el resto del cuerpo.

 

Carácter y cuidados que necesita el Lhasa apso

Tiene un carácter muy tozudo y es desconfiado. Por este motivo siempre se encuentra en alerta y vigilando su alrededor. La primera vez que nos crucemos con un Lhasa apso seguramente se muestre receloso de nosotros. Sin embargo, cuando empiece a tomar confianza, se volverá un perro muy alegre y juguetón. Además, es muy inteligente y fiel.

En cuanto a sus cuidados, al poseer un pelo espeso y largo, necesitará ser cepillado a diario para evitar nudos y parásitos, así como irritaciones en la piel. También hay que tener especial cuidado con sus oídos, ya que es propenso a padecer otitis, por lo que limpiaremos habitualmente sus orejas.

Debido a su tendencia a coger peso, es recomendable que haga ejercicio. Lo ideal es que dé paseos diarios o que nos acompañe si salimos a correr.

Al tener una buena salud, el Lhasa apso llega a vivir hasta los 15 y 18 años, aunque puede llegar a sufrir algún problema renal, de úlcera o displasia de cadera durante su vida.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 13/05/2014 a las 13:22

¡Qué curioso!. Ni siquiera sabía que existía. Me parece adorable.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos