Cuidar a tu perro después de una operación

Publicado por Patricia Arroyo, 02 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidar perro tras operación

La salud de nuestra mascota nos preocupa, sobre todo después de una operación. Por ello, debemos seguir una serie de pautas para que la recuperación del animal sea exitosa. Todo dependerá de nuestros cuidados y de que tomemos medidas para evitar infecciones. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Isabelina: es un tipo de collar de plástico que evita que el animal se lama la herida. 
  • Comida: para evitar vómitos, no debemos darle comida al perro durante las 24 horas posteriores a la operación.
  • Consejo: limpiar la herida, al menos, dos veces al día con un antiséptico.

Las principales pautas que debemos seguir tras una operación son: colocación de la isabelina, cuidado de la alimentación, limpieza de la herida y evitar el ejercicio físico.

 

Consejos para cuidar a nuestro animal después de una operación

Después de una operación debemos tener especial cuidado de que nuestra mascota no se lama la herida, pues su instinto será intentar calmar el dolor de esa forma. Esta acción es peligrosa para su recuperación, pues podrían saltarse los puntos y crearse una infección. Para evitarlo, debemos colocar a nuestro perro la isabelina. Se trata de una especie de collar de plástico con forma de campana que rodea el cuello. Aunque la isabelina es bastante incómoda para el animal, porque impide su movilidad, es una gran medida para evitar que se lama la herida. 

Otras de las medidas que debemos adoptar es cuidar su alimentación. Después de la operación, el animal perderá el apetito, por lo que tendremos que comprar un tipo de pienso o latas que contengan alimentos muy energéticos.

Tras una intervención quirúrgica es muy posible que el perro sufra vómitos. Para tratar de evitarlos no le daremos comida durante las 24 horas posteriores a la operación.

 

Limpiar la herida y evitar el ejercicio físico

Mantener limpia la herida también es fundamental, sobre todo para que cicatrice bien y para que no se infecte. Para conseguirlo deberemos limpiarla, al menos, dos veces al día con un antiséptico para evitar infecciones y hacerlo hasta que el veterinario nos indique su no continuidad. 

Otro consejo es evitar que nuestra mascota realice ejercicio físico. Respetar el reposo es muy importante para que los tejidos de la herida se curen bien y para que los puntos de sutura no se abran. Además, para ofrecerle una recuperación óptima, sería recomendable contratar también un seguro para mascotas.

Por último, debemos saber que hay que tener especial cuidado con los cachorros y los perros mayores de 10 años, pues son las edades que mayor dificultad presentan a la hora de recuperarse tras una operación. Esto se debe a que la regeneración de los tejidos es más lenta y difícil en los animales más mayores, y que los cachorros, al ser más activos, dificultan la tarea del reposo.



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 02/04/2014 a las 12:44

Pobres animalitos, hay que cuidar mucho más que normalmente a un perro después de una operación porque con las isabelinas se sienten muy inseguros y perdidos!!!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos