La llegada de un bebé cuando tenemos un perro

Publicado por Patricia Arroyo, 21 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo afecta la llegada de un recién nacido a un perro

La llegada de un bebé al hogar también afecta a nuestra mascota. Por eso deberemos tratarle de una forma determinada y así evitaremos posibles celos o mal comportamiento por parte del animal.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tácticas: mostrar cariño al animal ante la presencia del bebé.
  • Evitar: regañar a nuestra mascota cuando intente acercarse al bebé.
  • Consejo: mantener la mismas rutinas y costumbres del perro antes de la llegada del bebé.

Al igual que los hermanos, nuestras mascotas también pueden llegar a sentir celos del recién llegado, aunque también puede ser simplemente curiosidad por el bebé, por lo que sentirá la necesidad de acercarse a él y olfatearle.

 

Tácticas para una buena convivencia entre mascota y la llegada de un bebé  

Como sabemos, la relación entre un perro y sus amos crea fuertes lazos de amistad, confianza y cariño, por lo que la llegada de un recién nacido al hogar puede implicar una menor atención hacia el perro. Al igual que los hermanos mayores, los perros sentirán cierto distanciamiento y falta de atención, por lo que el animal lo gestionará con inseguridades y mal comportamiento.  

Para que podamos evitar esta situación, os aconsejamos que no dejéis de comportaros igual con vuestra mascota y que mantengáis la misma rutina y costumbres, es decir, hay que seguir respetando los horarios de comida, baños, paseos, etc.

Sabemos que sentiréis miedo por los pelos, rasguños y bacterias que puedan dañar al bebé, pero os aconsejamos que no regañéis a vuestra mascota, pues si intenta acercarse a la cuna no será con la intención de hacer daño al bebé, tan solo querrá averiguar, olfatear y reconocer al pequeño. Si os sentís más seguros, podéis sostenerlo por el collar para que no se acerque a su cara y permitirle estar en la habitación cuando estéis en ella, ya que si le marcamos como zona prohibida sentirá mayor necesidad de entrar.


Los perros y los bebés

A medida que nuestro bebé vaya creciendo, deberemos acostumbrarles a la presencia de uno y otro. La fidelidad de un perro hacia el bebé y el cariño de este hacia el animal serán beneficiosos para el comportamiento de nuestro hijo y de nuestra mascota.

Poco a poco dejadles solos, por ejemplo, para que jueguen. No debemos olvidar que cuando los dos estén presentes, tendremos que mostrar signos de cariño hacia los dos, para que no tengan celos y el animal no vea al bebé como un “enemigo”, sino como un miembro más de la familia al que terminará queriendo también.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 21/02/2014 a las 13:05

A mí siempre me ha dado mucho miedo que el perro vaya a comportarse raro con la llegada de un bebé, pero es eso, si tú mismo te comportas como siempre pues mejor.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos