Sarna sarcóptica canina

Publicado por Patricia Arroyo, 19 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Sarna en perros

La sarna sarcóptica se trata de una enfermedad cutánea muy contagiosa que se produce como consecuencia de un ácaro. Este tipo de enfermedad afecta a todas las razas de perros y a todas las edades. Los síntomas pueden aparecer entre las dos y seis semanas desde su contagio y, normalmente, aparece más en invierno.

LO QUE DEBES SABER...
  • Síntoma: fuerte picor e inflamación en la piel, ausencia de pelo en la zona afectada, debilidad y adelgazamiento.
  • Tratamiento: baños dos días a la semana, inyecciones o medicamentos orales.
  • Prevención: las personas debemos lavarnos las manos habitualmente con agua y jabón; y medicar con ivermectina al animal.

El ácaro que produce la sarna sarcóptica canina es el Sarcoptes scabiei. Este ácaro hurga en la superficie de la piel del perro originando mini cuevas y depositando huevos. Esto provoca un fuerte picor en la piel del animal.

 

Cómo detectar la sarna sarcóptica canina

Sabremos que nuestro perro podría tener sarna sarcóptica canina cuando existe una reacción inflamatoria en el borde de sus orejas, extremidades, abdomen y tórax ventral y, además, cubiertas por costras. Otro síntoma que detectaríamos es el prurito, es decir, el deseo de rascarse constantemente el área afectada. Este fuerte picor provoca que el perro no pueda dormir y en ocasiones ni comer, provocando adelgazamiento y debilidad. Como consecuencia de un rascado constante, la enfermedad produce alopecia, por lo que veremos las zonas afectadas sin pelo. Si esta enfermedad se vuelve crónica, puede afectar a la zona cercana de los ojos y veremos cómo la piel se vuelve más oscura.

Hay que tener mucho cuidado, ya que esta enfermedad puede contagiar a otros animales que conviven en el hogar e incluso a las personas, que presentarán los mismos síntomas. En  el caso de los humanos, tendremos picores en los brazos y en la cintura.

 

Tratamiento y prevención

La cura de este tipo de enfermedad es favorable. Para el tratamiento de la sarna sarcóptica debemos bañar dos veces a la semana a nuestro perro con un champú antiséptico, de esta forma eliminaremos los ácaros. Debemos dejar actuar el champú durante 5 y 10 minutos antes de aclarar con agua y nunca secar con toalla, mejor al aire libre.

El tratamiento puede basarse también en inyecciones o medicamentos por vía oral, siempre bajo la consulta de nuestro veterinario.

Para prevenir este tipo de enfermedad debemos lavarnos las manos habitualmente con agua y jabón, y  medicar a los perros con ivermectina.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos