Consejos para la higiene de un perro anciano

Publicado por Cristina Yañez, 20 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Higiene en los perros de avanzada edad

El paso del tiempo no solo afecta a las personas, sino que también va causando mella en los animales, y es muy probable que si tenéis un perro, llegue un momento en que no sea ese cachorro inquieto que conquistó a la familia, sino un miembro más de la casa que se ha convertido en anciano. Por ello, os vamos a dar una serie de consejos para que la higiene de los perros de avanzada edad sea la correcta.

LO QUE DEBES SABER...
  • Higiene bucal: muchas de las enfermedades de los perros comienzan por un mal cuidado de su boca y dientes.
  • Piel: debemos revisarle la piel, ya que los perros de avanzada edad pueden presentar heridas y pequeñas verrugas.
  • Orejas: es otro de los grandes focos de infección en los perros, por lo que cuando son ancianos hay que revisarlos más asiduamente.

 

Dependiendo del tamaño de nuestro perro, se le considerará anciano a una determinada edad o a otra, que va desde los 6  a los 9 años

 

Cuidar la higiene bucal del animal 

Una vez que los perros han alcanzado su plena madurez y un desarrollo absoluto de sus facultades, según vayan cumpliendo años pueden ir presentando una serie de problemas que se acrecentarán en la vejez, por lo que tendremos que ayudarles. Y aunque siempre son los dueños los que han de bañar y limpiar a fondo a su mascota, cuando son ancianos es el momento en el que hay que poner más empeño en esta tarea.

Por ejemplo, una de las partes que hay que cuidar con especial dedicación es la boca de los perros, pues cuanto más mayores sean, más propensos son a tener infecciones o pérdidas de dientes, así como enfermedades bucales que pueden desembocar incluso en afecciones cardiacas o pulmonares si las bacterias llegan a la sangre. Por tanto, la limpieza de los dientes y la boca es una tarea fundamental. 

Higiene del pelo y orejas 

En cuanto al pelo del animal, es conveniente cepillárselo con frecuencia para comprobar algunos problemas que pueden surgir con la vejez, como la pérdida de pelo o las heridas en la piel. También hay que vigilar que no aparezcan verrugas que se conviertan en tumores, algo muy común en los animales de avanzada edad.

Por último, no hay que descuidar las orejas del perro, pues lo más seguro es que pierda audición con el paso del tiempo y, aunque esto sea difícil de evitar, sí podemos retrasarlo lo máximo posible si le limpiamos bien la zona y la mantenemos libre de parásitos y bacterias.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos