Limpiar y esterilizar los peines de nuestras mascotas

Publicado por Covadonga Carrasco, 18 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar los peines de mascotas

La higiene de nuestros animales es básica para mantener su buen estado de salud y un aspecto impecable. Pero no solo debemos bañarles y cepillarles cada cierto tiempo, también debemos cuidar los utensilios y mantenerlos en perfecto estado.

LO QUE DEBES SABER...
  • Desinfección: es muy importante tener los cepillos bien limpios para mantener la higiene del perro y no devolverle la suciedad.
  • Cepillos: los hay de múltiples tipos dependiendo del tipo de pelaje de nuestra mascota.
  • Brillo: el cepillado de nuestra mascota ayudará a mantener el brillo en su pelo.

 

Lo primero que vamos a hacer es conocer los tipos de cepillos que existen en el mercado, para saber cuáles son los que mejor se adaptan a nuestra mascota. Después habrá que aprender a limpiarlos y esterilizarlos.

 

Cepillos más comunes

- Cepillo alisador: tiene alambres finos y curvados que nos permitirán desenredar el pelo de nuestra mascota y eliminar los cabellos que se han caído. Es perfecto para los perros de pelo largo y semilargo.

Cepillo de cerdas: las cerdas pueden ser animales, vegetales o sintéticas. Dependiendo del material, serán de mayor o menor calidad. Los hay en forma de cepillo o en forma de guante. Son perfectos para limpiar a menudo a nuestro animal, porque eliminan el polvo y la suciedad. Es mejor utilizarlos en perros de pelo corto y duro.

- Guantes: los hay de multitud de tamaños y formas, eliminan suciedad y pelos como los cepillos anteriores, pero además le dan mucho más brillo al pelaje del animal, además de proporcionarle un suave masaje durante el cepillado.

- Cepillo de agujas: tiene una serie de dientes espaciados con forma de púas rectas. Son los mejores para los animales con el pelo muy largo.

Limpieza de cepillos

Estos son solo algunos de los cepillos que podemos encontrar en el mercado para peinar a nuestras mascotas. Sin embargo, no podemos usarlos a menudo y guardarlos tal cual.

La suciedad, los pelos y el polvo quedan impregnados en el cepillo, haciendo que en los siguientes cepillados solo devolvamos la suciedad a nuestro animal.

Por eso es importante que limpiemos todo este material, sin necesidad de usar productos químicos. Tan solo habrá que llevar a ebullición los peines en una cacerola durante un tiempo de 20 minutos. Si los cepillos son de metal cuidado al sacarlos, ya que estarán muy calientes. Si son de plástico no se os ocurra ponerlos a altas temperaturas por si pudieran sufrir algún daño.

En cualquier caso, preguntad a vuestro veterinario sobre productos que, con una pequeña solución en agua, ayudan a desinfectar los cepillos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos