Cómo actuar cuando nuestro perro sufre un golpe de calor

Publicado por Marta Leal, 28 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Golpe de calor en perros

Ahora que llega el buen tiempo y el calor, no debemos olvidar lo perjudicial que puede ser abusar del sol y de las altas temperaturas, no solo para nosotros sino también para nuestras mascotas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Golpe de calor: nuestro perro no regula la temperatura corporal y puede sufrir este tipo de trastorno sobre todo en verano.
  • Recomendación: evitar salir a la calle con el perro en horas de mucho calor, ofrecerle siempre agua limpia y refrescarle el cuerpo de vez en cuando.
  • Veterinario: si nuestra mascota sufre un golpe de calor, habrá que acudir de inmediato al veterinario para descartar daños cerebrales.

 

Los perros no transpiran, pues no tienen glándulas sudoríparas y por lo tanto no pueden regular la temperatura del cuerpo. Es por ello que debemos estar pendientes de su estado en todo momento, pues pueden sufrir golpes de calor.

 

Síntomas y cómo prevenir el golpe de calor

Los síntomas que nos pueden advertir de que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor son mareos, diarreas, temblores, jadeos, mucosas congestionadas, alteración en la salivación, ritmo cardiaco alterado, etc.

Hay perros que son más propensos a sufrirlos, como son por ejemplo el bulldog francés, bóxer, perros con pelo negro, cachorros y perros mayores, ya que no regulan la temperatura del cuerpo bien.

Las consecuencias más comunes son la pérdida de sales y azúcares corporales, manchas de sangre en la piel y hemorragias gastrointestinales.

En todo caso lo mejor siempre es prevenir, y para ello hay que evitar sacar a nuestro perro a pasear en las horas del día que hace más calor y menos aún a que haga ejercicio. Debemos tener cuidado y dejarle siempre agua limpia y fresca para que se hidrate.

Lo mejor es que el animal esté en lugares frescos, pero si es un perro que está siempre en el jardín o en el patio, hay que procurar que tenga siempre sombra y que pueda alcanzar al agua con facilidad.

Debemos mojarle con agua fresca de vez en cuando para que esté fresquito y le baje la temperatura corporal, ya que en menos de 15 minutos puede alcanzar temperaturas muy altas. Es muy importante no dejarle nunca en el coche aunque esté a la sombra y con las ventanillas bajadas.

Qué hacer para ayudar al perro

Es de suma importancia conocer los remedios para salvar a nuestra mascota si sufre un golpe de calor, ya que de nosotros dependerá que sobreviva. Su temperatura corporal oscila entre los 38ºC y 39ºC, pero ya con 42ºC les puede dar un golpe de calor, por lo que es un margen muy pequeño y tenemos que estar alerta.

Si esto ocurriera hay que actuar rápidamente. Llevaremos al animal de inmediato al veterinario, pero mientras le iremos poniendo paños húmedos o hielo en el cuello y en la cabeza. Podemos ofrecerle agua mojándole un poco el hocico pero sin obligarle.

Si no podemos ir al veterinario en ese momento, deberemos actuar con los paños mojados en casa hasta que empiece a respirar normal y le tumbaremos entonces en una toalla húmeda. De todas maneras, habrá que acudir a la clínica veterinaria después para asegurarnos que el animal no ha sufrido daños cerebrales.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos