El gos d'atura, el perro pastor catalán

Publicado por Cristina Yañez, 17 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Gos datura

El gos d'atura es un perro poco conocido fuera del gremio del pastoreo catalán, aunque sus grandes capacidades para esta tarea están haciendo que se extienda por toda la geografía española.

LO QUE DEBES SABER...
  • Físico: tiene un tamaño medio y está cubierto por una gran mata de pelo, cuyas tonalidades varían desde el negro hasta el pardo.
  • Carácter: es un perro muy cariñoso y se lleva muy bien con los niños. También tiene capacidad para tomar decisiones y proteger a los suyos.
  •  Origen: fue introducido en Europa por las invasiones bárbaras, concretamente se dice que desciende del terrier del Tíbet

 

Además de las cualidades estéticas que podemos apreciar a simple vista, el gos d'atura es un perro con un carácter muy afable y con gran capacidad para adaptarse a cualquier hogar.

 

Un perro noble y cariñoso

El gos d'atura es un perro de tamaño medio, cuyo rasgo más característico es sin duda su pelo largo y ondulado, que puede tener distintas tonalidades y cubre por completo todo su cuerpo. Aunque no requiere ningún cuidado especial, es conveniente cepillarle el pelo a menudo para evitar que se acumule suciedad.

Gracias a sus orígenes como perro pastor, es una animal capaz de adaptarse a prácticamente cualquier clima y situación, tanto a la vida en el campo como en la ciudad, convirtiéndose en el perfecto guardián del hogar. Por esta misma razón, es un animal acostumbrado a vivir a la intemperie, por lo tanto cuenta con unas defensas muy fuertes hacia cualquier enfermedad.

Suele tener un comportamiento intachable, es muy noble y obediente, además se lleva muy bien con los niños, ya que es muy cariñoso y tiene mucha paciencia. Debemos tener en cuenta que es un perro con unas extremidades bastante fuertes y acostumbrado a la vida en el campo, por lo que necesita correr a menudo.

Origen tibetano

Su origen no está del todo claro, aunque se cree que desciende de los terriers del Tíbet, que se introdujeron en Europa a raíz de las invasiones bárbaras. En la zona del Pirineo catalán el gos d'atura comenzó a utilizarse por los pastores para cuidar sus rebaños, desarrollando grandes habilidades como perro pastor. Con el auge del turismo en el siglo XX, se introdujeron en la zona otras razas de perro con las mismas habilidades, pero de reconocido prestigio, lo que conllevó un gran declive del gos d'atura.

Una organización de animales decidió en la década de los 70 recuperar la raza, criando una pareja de rasgos aparentemente puros. Gracias a este hecho, todavía pervive en la actualidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos