El weimaraner, un perro dulce y familiar

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Perro weimaraner

Los perros son sin duda nuestra mejor compañía en casa. Sin embargo, hay razas mucho más cariñosas que otras y que se adaptan mejor a la vida en familia. Este es el caso del weimaraner, un perro adorable que pese a su gran tamaño resulta dócil y cariñoso.

LO QUE DEBES SABER...
  • Carácter: es un perro inteligente, cariñoso y muy protector, lo que le hace perfecto para las casas de campo.
  • Cachorros: resulta complicado su adiestramiento porque son muy testarudos.
  • Cuidados: hay que cepillarle a menudo y vigilar y limpiar sus orejas para evitar infecciones.

 

Se cree que el weimaraner es descendiente del leithunde gris, un perro de origen francés que se utilizaba para la caza durante el siglo XVII. Otros creen que su antecesor es el San Huberto, aunque ninguna de estas dos opciones está del todo demostrada. Lo único que se sabe es que el weimaraner de pura raza apareció en el siglo XVIII.

 

Cariñosos y protectores

El weimaraner es un perro que podemos clasificar dentro de los bracos, que están caracterizados por ser perros de caza pero también por ser animales tremendamente inteligentes y afectuosos, además de tener un gran instinto protector con la familia y ser muy valientes, lo que les convierte en perros ideales para disfrutar en una casa de campo.

Aunque no todo podía ser perfecto, pues cuando son cachorros son bastante testarudos. Así que será algo complicado adiestrarlos, aunque con paciencia los resultados son excepcionales.

En cuanto a su aspecto, es una raza grande, con un cuerpo atlético y muy armonioso, siendo un perro con mucha clase. Tiene unas patas grandes y fuertes, las orejas anchas y largas y una cola larga, que por cuestiones estéticas muchos criadores cortan a la mitad.

No necesita cuidados específicos

Existen dos tipos de weimaraner: los de pelo largo y los de pelo corto. Los colores más comunes son el gris plata o el corzo.

No necesitan cuidados muy específicos, solo es necesario mantenerlos siempre activos y dar muchos paseos con ellos de larga duración, además de jugar para que se cansen. Les encanta correr y es uno de los ejercicios que conseguirá mantenerlos en forma.

Cada cierto tiempo habrá que cepillarlos para eliminar el pelo que se les vaya cayendo y conseguir así que se mantenga brillante. Vigilar de vez en cuando las orejas para evitar infecciones también es importante.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos