Mastín napolitano, un perro con más de 2.000 años de historia

Publicado por Covadonga Carrasco, 07 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mastín napolitano

El mastín napolitano es uno de esos perros que llaman la atención por su particular aspecto. Considerado como un perro de raza gigante, se trata de un perro de guardia para el que necesitaremos hacer un buen esfuerzo económico a la hora de darle de comer.

LO QUE DEBES SABER...
  • Aseo: debemos limpiarle la cara cada vez que coma para evitar infecciones en los pliegues de su piel.
  • Alimentación: un kilo de pienso seco completo diario.
  • Carácter: inteligente, obediente, cariñoso, protector y dominante.

 

Esta raza de perro mide alrededor de 70 centímetros de alto y su peso llega en ocasiones a superar los 70 kg.

 

Un kilo de pienso al día

Es un perro con un carácter dominante, aunque también hay que decir que tiene una maravillosa relación con los niños. Su aspecto bonachón no debe confundirnos, ya que tiene tremendamente desarrollado el instinto de protección y es un perro muy dominante. El mastín napolitano es el mejor guardaespaldas. Es un perro fuerte y fiero, con un carácter protector, aunque también acata las órdenes de las personas sin rechistar.

Tiene, además, una enorme necesidad de movimiento. Lo ideal para que el perro se encuentre en perfectas condiciones es tenerlo en una casa con jardín para que pueda correr y hacer todo el ejercicio que necesita.

En cuanto a su alimentación, el mastín napolitano necesita al menos un kilo de alimento seco completo, lo que supone una notable inversión. La alimentación de esta raza es básica para mantener su cuidado. Debido a los pliegues de su rostro, es recomendable lavarles la cara cada vez que coman, evitando así que se produzcan infecciones en sus pliegues.

Se trata de un perro obediente, tranquilo, inteligente y muy sociable. Tan solo ataca cuando se le da una orden o cuando se le provoca o molesta de forma intensa. Es un perro que no tiene problemas a la hora de someterse a adiestramiento, pero este debe comenzar desde muy jovencito, cuando aún es un cachorro.

Un perro grande y fuerte

El mastín napolitano es un perro de aspecto curioso, pesado, musculoso y rechoncho. La expresión de sus ojos es muy intensa y cuenta con unas orejas pequeñas que cuelgan a ambos lados de la cabeza, aunque en varios países suelen cortárselas por motivos estéticos. Su cola es gruesa en la raíz, pero también suele ser amputada en un tercio de su longitud.

Su manera de moverse es comparada en ocasiones a la de un oso por ser lenta y en ocasiones parecer torpe.

Sufre alguna de las enfermedades propias de perros grandes como la displasia de cadera, de codo, la torsión de estómago o la artritis



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos