Elegir entre un cachorro o un adulto

Publicado por Cristina Yañez, 04 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Elegir entre un perro adulto o un cachorro

A la hora de elegir nuestra nueva mascota debemos plantearnos una serie de cuestiones como si queremos comprar o adoptar un animal, qué raza es la que más nos conviene y si nuestro nuevo compañero va a ser un recién nacido o por el contrario preferimos que haya alcanzado su madurez. Dependiendo de la opción que escojamos, presentará una serie de ventajas e inconvenientes.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cachorro: verle crecer y criarle adecuadamente nos dará una enorme satisfacción.
  • Adulto: conoceremos ya de antemano su carácter y comportamientos.
  • Tiempo: el tiempo que podamos dedicar a nuestra mascota influirá enormemente en la elección.

 

Consideraremos cachorro a un perro en los primeros 6-9 meses de su vida si se trata de razas pequeñas, 12 si son de tamaño mediano y 15 en las razas más grandes.

 

Tomar una decisión

La decisión entre un cachorro o un adulto se tomará en torno a múltiples factores determinados por aquello que busquemos. Por ejemplo, tener un perro desde que nace y participar en su desarrollo nos creará un lazo afectivo mayor que si llega a nuestras vidas siendo ya adulto. Además podremos educarlo y transmitirle cariño desde el principio. Y es que es en las primeras semanas de su vida cuando todo lo vivido por el perro le dejará huella para siempre, por lo que nada mejor que mostrarle afecto para que lo recuerde en cada momento.

Nuestra decisión estará determinada en gran parte por el tiempo del que dispongamos para cuidar al animal, ya que la diferencia entre un cachorro y un adulto en este aspecto es considerable y criar adecuadamente a un perro en sus primeros meses de vida requiere de bastante tiempo y dedicación.

Diferentes comportamientos

Si buscamos que nuestro fiel compañero tenga un carácter determinado lo mejor es optar por un adulto, puesto que por mucho que eduquemos a nuestro cachorro, si lo que buscamos es un perro tranquilo puede que su carácter finalmente sea nervioso y nos llevemos una decepción. Mientras que en los perros adultos estos comportamientos estarán ya de manifiesto, por lo que iremos sobre seguro.

También decantándonos por una mascota ya desarrollada físicamente nos evitaremos algunas actitudes que presentan los primeros meses, como puede ser el mordisquear los muebles de la casa o hacer sus necesidades por todos los rincones.

Lo mejor es valorar los puntos a favor y en contra de cada opción y pensar en cuál se adecúa mejor a nuestro modo de vida y sobre todo al del animal.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos