Cortar las orejas y el rabo a los perros, ¿estética o salud?

Publicado por Covadonga Carrasco, 23 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cortar orejas y rabo a los perros

Estamos acostumbrados a ver cómo en gran cantidad de razas cuando los perros son cachorros se les recortan las orejas o el rabo. Razas como el dóberman, el gran danés o el pitbull son algunos ejemplos. Hoy queremos aclarar si es una cuestión meramente estética o sin embargo está relacionada con la salud del animal.

LO QUE DEBES SABER...
  • Dolor: no es cierto que los cachorros no sufran con este tipo de cirugía. Además pueden aparecer infecciones a causa de estas heridas.
  • Prohibición: en países europeos, como Alemania, este tipo de mutilaciones están totalmente prohibidas.
  • Vulnerabilidad: con respecto a otros animales al no poder expresarse de forma completa con su cuerpo.

 

Son muchas las asociaciones en defensa de los derechos del animal que durante años llevan luchando por evitar lo que consideran como una mutilación para los perros.

 

¿Por qué se hace esto?

Por norma general los motivos por los que se suele llevar a cabo este tipo de cirugía son:

- Habitualmente por una mera cuestión de estándares raciales.

- Para cambiar el aspecto del perro dándole mayor ferocidad (de ahí que sean las razas que se consideran potencialmente peligrosas las que sufran este tipo de cirugías).

Sin embargo para el animal este tipo de cirugías provocan en ocasiones inseguridad y miedo además de generarles dolor, a pesar de que siempre se haya dicho que al ser cachorros cuando se produce la intervención no les duele.

Eliminar partes de la comunicación corporal con otros perros

Uno de los grandes problemas es que además se limita la comunicación con sus semejantes. No pueden expresar ni con la cola ni con las orejas aquello que necesitan, su estado de ánimo, etc.

Esto puede provocar agresiones por parte de otros perros que no podrán saber qué es lo que está diciendo su lenguaje corporal.

Cortarles las orejas además hace que el animal se exponga a infecciones, no solo en la herida generada después de la cirugía, sino además por haber eliminado la protección natural del oído interno.

Prohibiciones en algunos países de Europa

Por eso la conclusión es clara, si hace tiempo hubo alguna razón por la que se podía defender la amputación de orejas y rabos, queda demostrado que estas están completamente obsoletas.

En países como Alemania, por ejemplo, cortar la cola y las orejas de los perros está prohibido. Siguiendo algunas acciones se puede conseguir cambiar las cosas para que no se produzca la amputación de estas partes del cuerpo tan importantes para los perros.

Es necesario defender la belleza de los animales de raza, pues muchas veces está creada por el hombre y en ocasiones se ha modificado tanto el aspecto natural del animal que no parece el mismo que cuando nació. En ningún caso se debe hacer sufrir de forma injusta a nuestros animales por un mero placer estético.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos