San Bernardo, un auténtico perro de rescate

Publicado por Covadonga Carrasco, 23 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

San Bernardo, el perro de rescate

Su aspecto bonachón y tranquilo le han convertido en uno de los perros más populares, especialmente para aquellas personas que tienen niños y casas grandes con jardín en las que disfrutar del cariño de este animal.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sentido de la orientación: en cualquier situación por muy complicada que sea conseguirá encontrar el camino de regreso.
  • Oído: extremadamente desarrollado, por lo que puede escuchar a varios kilómetros de distancia.
  • Sentido del deber: nunca abandonará la tarea encomendada hasta que no haya conseguido su objetivo.

 

Sin embargo, el San Bernardo es además un animal con una gran capacidad para ayudar al ser humano, especialmente en tareas de rescate. Durante muchos años el San Bernardo se encargó de la búsqueda y rescate de montañeros que se habían perdido.

 

Fiel, obediente, cariñoso y con un gran sentido del deber

Y es que el San Bernardo es una raza que tiene una alta disposición para aprender, es un animal fiel y con gran capacidad de adaptación. Son perros atentos, con mucha sensibilidad y que por tanto son perfectos para estas labores.

Es un perro robusto y musculoso que suele alcanzar hasta los 70 cm. de alto y un peso de entre 55 kg. y 80 kg.

Como decíamos antes, esta raza es obediente, fiel, tranquila y muy agradable con el ser humano, pero además tiene la capacidad de prever las variaciones atmosféricas.

Son usados, además de para rescatar a montañistas, para salvar a personas en los aludes, especialmente los San Bernardo de pelo corto que soportan perfectamente las bajas temperaturas.

El perro “niñera”

Pero además el San Bernardo está denominado como el “perro niñera”. A pesar de su tamaño y su fuerza, por norma general se lleva a la perfección con los niños, al mismo tiempo que es un gran protector de la familia sin necesidad de ejercer la violencia o la agresividad, tan solo le hace falta poner en marcha su potencia física.

El hecho de que sea un perro perfecto para el rescate en la montaña, se debe a que cuenta con un oído extremadamente desarrollado que le permite escuchar a varios kilómetros de distancia. Su olfato también es muy profundo, por lo que es capaz de identificar diversos olores aunque no se encuentren cerca.

Otra de las grandes ventajas es su excepcional sentido de la orientación que evitará que se pierda en la montaña por muy complicadas que sean las condiciones climatológicas.

Pero lo más notable es que cuenta con un sentido del deber llevado al extremo, haciendo todos los esfuerzos posibles para lograr la tarea que se le ha encomendado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos