Perros de rescate

Publicado por Covadonga Carrasco, 25 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Perros adiestrados para rescate

Siempre se ha dicho que los perros son el mejor amigo del hombre y es cierto, nos lo demuestran de forma constante no solo como animales de compañía, sino además ejerciendo tareas tan complejas como las de los perros de rescate.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sociabilidad: han de ser perros de carácter abierto con personas y animales y acostumbrados a situaciones de estrés.
  • Tamaño: perros fuertes y grandes, pero no en exceso para no entorpecer las tareas de búsqueda.
  • Premio: para ellos su trabajo es un juego cuya finalidad es conseguir el premio.

 

Y es que aunque hay gran cantidad de avances tecnológicos que facilitan la tarea de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los perros de rescate son una herramienta imprescindible que nunca abandonan.

 

Un juego para encontrar el premio

La gran ventaja de estos perros es que comienzan su entrenamiento jugando, les apasiona su trabajo porque a pesar de que pasan largas jornadas sometiéndose a ejercicios, para ellos no es más que una diversión con el objetivo de encontrar el premio.

Los perros de rescate se encargan de buscar a personas desaparecidas, víctimas de desastres naturales, accidentes de tráfico, etc.

La búsqueda de estas personas es para ellos una diversión, encontrar a las víctimas no es un trabajo sino la manera de conseguir un premio.

Como comentábamos antes, el esfuerzo de los perros de rescate es enorme. Muchos de ellos, especialmente los que mejor trabajan, generan un desgaste físico que les lleva a una jubilación prematura.

Cuando llega este momento lo habitual es que se queden en el centro de adiestramiento como ejemplo para los “novatos”, pero sin entrar en rescates reales ni situaciones de riesgo, o son adoptados por sus adiestradores con quienes se genera un vínculo muy especial.

Perros ágiles y fuertes

Cualquier perro no es válido para llevar este tipo de entrenamiento y, aunque no existen razas definidas, sí deben contar con ciertas características físicas y tener tremendamente desarrollados el sentido del olfato y la vista.

Han de ser ágiles y fuertes, por lo que por norma general son utilizados perros de razas grandes, aunque no en exceso para que no dificulten las tareas de rescate. No será habitual encontrarse a un chihuahua ejerciendo este tipo de labor.

Hay que tener en cuenta que el perro puede que sea descendido en rapel, que tenga que meterse por lugares estrechos o ser trasladado en helicóptero. Si es necesario arrastrar personas, se buscan perros grandes del tipo Terranova que son mucho más fuertes.

Los perros también han de tener desarrollado el impulso de presa para buscar a la víctima y sobre todo un carácter muy sociable, no solo con las personas sino también con los animales. Hay que acostumbrarle a situaciones de estrés en el agua, gritos, mucha gente alrededor, explosiones, etc. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos