Cómo bañar al perro

Publicado por Covadonga Carrasco, 27 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Bañar a tu perro

El momento del baño a un perro puede ser una auténtica pesadilla para el animal o un momento muy divertido, todo dependerá del carácter del perro. Hoy queremos que conozcas las claves para bañar a tu mascota sin que se convierta en una auténtica odisea.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sujeción: un collar o una correa adecuada para sujetarle, pero sin hacerle daño.
  • Champú: debe ser suave y evitar que caiga en los oídos o en los ojos.
  • Secado: es el momento más divertido porque le acariciaremos al mismo tiempo que lo secamos.
  • Tranquilizarle: mientras bañamos al perro es bueno decirle cosas bonitas y recordarle lo bien que se está portando.

 

Muchos dueños, debido a las dificultades que les producen sus animales a la hora del baño, deciden acudir a profesionales para que ellos se encarguen de la higiene del animal. Sin embargo, este servicio no resulta nada económico y es mejor aprender las técnicas básicas para que en casa nuestro perro siempre esté limpio.

 

Elegir el lugar en el que vamos a bañarlo

Para empezar hemos de elegir el mejor lugar para bañar al perro. Debe sentirse cómodo y nosotros tener la posibilidad de movernos con facilidad y además debemos hacerlo en un momento en el que sepamos que vamos a tener tiempo suficiente para bañarlo con tranquilidad.

También hemos de elegir si el baño será en un lugar dentro de la casa o en el exterior. Si es la primera opción debe ser un lugar en el que no nos importe que todo se llene de agua, ya que el perro tiene tendencia a sacudirse cuando está mojado y lo pondrá todo perdido.

Tendremos que ponerle una correa o un collar para poder sujetarlo cómodamente y sin hacerle daño.

Con un cepillo de cerdas suaves podremos repartir el champú por toda su piel, especialmente si el animal es de pelo largo. El champú elegido debe ser suave y también hemos de tener varias toallas secas que sean absorbentes para secarle después de manera correcta.

Un buen aclarado para evitar la dermatitis

Hay que tener cuidado para que el jabón no entre en los ojos ni en los oídos del animal, y habrá que enjuagarlo bien para que no queden restos de jabón que pudieran provocarle dermatitis.

A la hora de secarles disfrutarán y será la parte en la que se encontrarán más relajados ya que al mismo tiempo que les estamos secando les estaremos acariciando. Si al mismo tiempo le decimos lo bien que se ha portado, el perro se sentirá cada vez más cómodo.

La temperatura ideal para el baño es el agua tibia, ni demasiado fría ni demasiado caliente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos