Consejos para cuidar de tu mascota en verano

Publicado por Covadonga Carrasco, 18 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidar al perro en verano

Nuestras mascotas son parte de nuestra familia y con la llegada del verano necesitan una serie de cuidados extra, si lo que pretendemos es hacer su verano mucho más agradable.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuidados: tener siempre agua fresca y mantener la misma alimentación que el resto del año. Cuidado con garrapatas y pulgas.
  • Remojarle: cada cierto tiempo cuando esté al sol. Si es en la playa, aclararle con agua dulce después.
  • Antes de viajar: preparar su bolsa de viaje, documentación y un transportín homologado.
  • Durante el viaje: en coche, parar para que ande y beba; en avión, pasearle y darle de beber justo antes de viajar.
  • Para dormir: en un lugar fresco, con agua y cerca de un ventilador.

 

En primer lugar, debemos preocuparnos por su salud y bienestar. Aprovechar el verano para realizarle un chequeo completo puede ser una buena idea, mucho más si nos vamos a ir de vacaciones.

Es necesario también vigilar de manera constante su piel. El calor es una época propicia para que los animales cojan garrapatas o pulgas, por lo que hay que estar atentos y eliminarlas de manera inmediata para evitar irritaciones y la transmisión de enfermedades.

 

 

De vacaciones con nuestro perro 

Una de las primeras decisiones que tenemos que tomar cuando planeamos las vacaciones es si vamos a llevar o no a nuestro perro con nosotros. Si no es el caso, debemos buscar un lugar donde él pueda estar mientras nosotros estamos fuera. Además de familiares y amigos, una buena solución son los hoteles para animales, donde no solo estará cuidado sino que puede ser un punto muy positivo para su socialización y educación.

Si hemos decidido que sí viajaremos con ellos, debemos prepararles para el viaje que van a realizar. En el caso de que el animal sufra mareos, podemos pedirle al veterinario que nos recete alguna pastilla para evitarlo. Además, igual que nosotros hacemos las maletas también hay que preparar una bolsa de viaje con lo que él va a necesitar, desde las correas a su comida, juguetes, mantas e incluso un pequeño botiquín. Además, debe tener la cartilla de vacunación al día y contar con toda su documentación en regla. Si viajamos al extranjero no podemos olvidarnos de su pasaporte. También hay que asegurarse de tener un transportín homologado y con medidas suficientes para que el animal se sienta cómodo. Lo ideal es que le acostumbremos a él las semanas previas.

Viajar con nuestra mascota

Si el desplazamiento lo realizamos en coche, nunca podemos dejar al animal dentro del coche parado y sin ninguna ventilación, pues el calor y la falta de hidratación pueden provocarle un shock que incluso llegue a acabar con su vida. Si vamos a hacer un viaje largo en coche, cuando paremos para echar gasolina o para descansar, el animal también debe bajarse y dar un paseo con nosotros para relajarse.

Si por el contrario el desplazamiento es en avión, es mejor procurar que el viaje no tenga escalas e intentar que sean las menos horas de vuelo posibles. En este caso no podremos incluir en el transportín agua, para evitar que se vuelque con el movimiento y pase todo el viaje mojado. Justo antes de despedirte de él, paséale para que haga sus necesidades y dale agua para que pueda aguantar el viaje.

Cuidados ante el calor

Pero estemos de vacaciones o no, hay recomendaciones básicas que no podemos olvidar. De igual forma que nosotros sufrimos las altas temperaturas, ellos también las sufren. Podemos aprovechar para cortarle el pelo para que esté lo más fresco posible. Y debemos cuidar especialmente de su alimentación e hidratación. Cuando llega el verano descuidamos en ocasiones su alimentación y tenemos tendencia a darle de nuestra comida, algo que no solo no le beneficia sino que puede dañarle. Debemos mantener la misma alimentación que tiene durante el resto del año.

En cuanto a la hidratación, es vital que siempre cuente con agua fresca cerca, para que pueda disponer de ella siempre que lo necesite, incluso cuando le llevamos a la calle o a realizar otras actividades. El verano es la época ideal para poner en forma a nuestra mascota. Tenemos más tiempo libre y podemos disfrutarlo junto a él, salir a pasear, disfrutar de la playa, etc. Pero como decimos debemos de estar atentos y llevar con nosotros un recipiente y una botella de agua para que pueda beber y no sufra los efectos del calor.

Por otro lado, debemos intentar que no pase muchas horas expuesto al sol. Si le llevamos a un parque o a la playa, podemos mojarle un poco cada cierto tiempo, para refrescarle. Eso sí, recuerda aclararle con agua dulce en casa si se ha metido en el mar, al igual que hacemos nosotros.

MAPFRE te ayuda a proteger a tu mascota. Más información



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos