El parto en una perra

Publicado por Covadonga Carrasco, 27 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

parto perras

Los animales siempre siguen su instinto en prácticamente cualquier situación, por eso, en el momento del parto de nuestra perra, es probable que tan solo seamos meros espectadores, pero quizá necesite de nuestros cuidados. Por eso hoy queremos que estéis preparados para cuando llegue este feliz momento.

LO QUE DEBES SABER...
  • El nido: la perra se encargará de crear un lugar acogedor para el parto.
  • Placenta: una por cada cachorro que haya nacido. Si la madre no las expulsa y presenta fiebre en los siguientes días, habrá que acudir al veterinario.
  • Cachorros: nacen cada 20 minutos y necesitarán mucho calor. No será suficiente con el que le proporcionará la madre.

 

Aunque resulta complicado saber exactamente cuándo se producirá el alumbramiento, lo habitual es observar a nuestra mascota ya que durante la última semana se puede ver el movimiento de los cachorros cuando la perra está acostada.

 



Los elementos que debemos tener a mano en este momento tan importante son los siguientes: unas tijeras esterilizadas, una toalla, el teléfono del veterinario y muchas ganas de ayudar a nuestro animal en este instante tan especial.

Los cachorros al nacer salen rodeados de una membrana que, en el caso de no ser eliminada por la madre, ha de ser quitada por nosotros para evitar que los recién nacidos pudieran ahogarse.

Elegir un lugar en el que la perra se encuentre tranquila

También hemos de vigilar que la perra ha expulsado todas las placentas (suele ser una por cachorro). En el caso de no ser así y que durante el posparto la perra tenga fiebre, tendremos que acudir al veterinario.

Las perras necesitan un lugar tranquilo en el que parir, por eso hay que buscar un sitio en el que se sientan cómodas y seguras. Podemos colocar una caja o una camita con ropa que no utilicemos para que ella misma prepare el sitio y pueda sentirse confortable cuando llegue el momento del parto.

Podremos darnos cuenta de que nuestra perra está de parto cuando su vulva crezca y comience a segregar una sustancia transparente y cristalina. En el veterinario podemos encontrar cajas especiales de parto con bordes de aproximadamente unos 10 cm de alto para que los cachorros no puedan salirse ni sufrir algún daño.

Aportar calor a los cachorros recién nacidos

Cuando nuestra perra haya tenido a todos sus cachorros y todo esté perfecto, tendremos que darle calor a los pequeños, además del que proporcionará la madre con su propio cuerpo, ya que la primera causa de muerte entre los cachorros es precisamente la falta de calor.

Entre cachorro y cachorro es posible que pasen alrededor de 20 minutos. Si vemos que hace esfuerzos pero que pasado ese tiempo no nace ningún cachorro, tendremos que acudir de inmediato al veterinario.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos