El embarazo de la perra

Publicado por Covadonga Carrasco, 22 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Embarazo perras

El embarazo de nuestra perra es un momento mágico, no solo para su vida sino también para la nuestra. Una experiencia para la que necesitaremos conocer algunos detalles y sobre todo cuáles serán los cuidados y el cariño que necesitará durante esta etapa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Duración: unos 60 días.
  • Síntomas: mamas hinchadas, aumento de peso y cambio de carácter. 
  • Para confirmarlo: un análisis de relaxina.
  • Número de crías: se puede saber por electrocardiograma, ultrasonidos o rayos X, pero estos últimos no son recomendables.

 

Para saber si nuestra perra está embarazada hay algunos síntomas que nos darán la señal de que efectivamente es así. Las mamas de la perra se hincharán y durante el primer mes de embarazo se verán mucho más grandes.

 

 

Pasado este mes, el estómago de nuestra perra también se irá agrandando e irá aumentando de peso.

Algunas perras experimentan falta de apetito e incluso cambia su carácter, disminuyendo su actividad y dando la impresión de que están un poco deprimidas.

Saber cuántos cachorros vendrán al mundo

Cuando aparezcan estos síntomas, lo primero que habrá que hacer es llevar al animal al veterinario, de este modo podremos confirmar el embarazo, saber que todo está bien y conocer los pasos a seguir durante esta maravillosa etapa que dura dos meses.

A los 20 días, aproximadamente, el veterinario realizará un análisis de relaxina, una hormona que solo generan las perras embarazadas, para confirmar el embarazo, aunque no el número de cachorritos que vendrán al mundo.

Existen varias maneras de saber el número de cachorros, pero el más certero es realizar un electrocardiograma en el que se detectarán los latidos del corazón del cachorro o cachorros pasados los 25 días, o los ultrasonidos, que pueden detectar a los cachorros en aproximadamente 28 días. Los rayos X son la prueba que mejor puede detectar los esqueletos después de 49 días, sin embargo, la exposición a esta prueba puede resultar perjudicial para los cachorros.

Nerviosismo del animal los días previos al parto

La dieta de la perra durante este proceso ha de ser sana y equilibrada y aunque no tenga muchas ganas de moverse, habrá que obligarla a que haga algo de ejercicio, evitando así que coja más peso del habitual durante el embarazo y lo que le permitirá tener un parto mucho más sencillo.

Los días previos al alumbramiento, la perra se mostrará nerviosa y es probable que se ponga a arañar el suelo. Este comportamiento se explica porque lo que está intentando es crear un nido para recibir a sus cachorros. Por eso es muy importante habilitar un lugar en el que la perra pueda moverse, se encuentre cómoda y los cachorros, una vez hayan nacido, estén seguros.

El momento del parto es uno de los más hermosos pero hay que estar preparado. Disfrutad de esta experiencia porque será maravillosa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos