Primeros auxilios para salvar a tu mascota

Publicado por canalHOGAR, 09 Ago 2018

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Primeros auxilios para salvar a tu mascota

Conocer cómo actuar ante un atragantamiento o golpe de calor puede ayudarte a salvar a tu mascota.

Los perros y los gatos están más expuestos que nosotros a sufrir accidentes, sobre todo aquellos relacionados con los golpes de calor ya que pasan mucho tiempo en el exterior y toleran mucho peor las temperaturas. Por ello debes estar preparado para salvar a tu mascota ante una situación de emergencia.

También durante los meses estivales, los perros y gatos son más propensos a sufrir enfermedades ya que pasan más tiempo en el exterior y las altas temperaturas son su peor enemigo. 

Primeros auxilios para perros y gatos

Con la llegada del verano la Guardia Civil desarrolló una guía de primeros auxilios para perros y gatos que te ayudará a salvar a tu mascota si este no respira o su corazón no late debido a un accidente fortuito.

Nuestros animales ya son uno más de la familia, y por eso debemos protegerlos con todo lo que esté a nuestro alcance, el Seguro de Hogar MAPFRE (LINK) puede incluir a tus mascotas para que se sientan protegidos como un miembro más de tu casa.

Según la Asociación Animalista PETA, una mascota abandonada en el interior de un coche podría llegar a morir en tan solo 10 minutos, por este motivo, debes tener en cuenta estos consejos ya que te servirán para ayudar a tu perro o gato en situaciones de necesidad.

Lo primero que debes hacer es comprobar sus constantes vitales, es decir, su pulso y su respiración. 

  • Para ello coloca tu cara junto a su boca y comprueba que respira.

 

  • Para comprobar el pulso coloca el dedo índice en la arteria femoral, para localizarla sitúa tu dedo en la parte interna del muslo. El pulso también puede tomarse en el pecho, o por debajo del tobillo.

 

A parte, de estas comprobaciones, otras señales que pueden indicarte que el animal no tiene pulso o no está respirando correctamente es que sus encías y sus labios hayan adquirido un color grisáceo y sus pupilas no reacciones a los estímulos causados por la luz. Es decir, si apuntamos a su ojo con una linterna o simplemente levantamos su párpado para que entre la luz, la pupila no se dilata ni se retrae.

Si el animal no respira ni tiene pulso deberemos realizarle la Maniobra de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP). Para hacerla:

  • Coloca al animal sobre el costado derecho, para que la parte izquierda en donde se encuentra el corazón quedé expuesta y puedas aplicar el masaje directamente sobre ella. 

 

  • A continuación pon las palmas de tus manos sobre las costillas. Para calcular la posición exacta, debes poner tus manos por detrás de la articulación de la pata delantera.

 

  • Una vez colocado realiza compresiones de manera firme, pero sin utilizar demasiada fuerza. 

 

  • Comprobar si tras el primer minuto el animal tiene pulso.

 

  • Si no tiene pulso, seguir con las compresiones y comprobar cada minuto hasta que el animal lo recupere.

 

  • Si trascurridos 20 minutos tras el comienzo de la RCP, el animal aun no ha recuperado el pulso deberás concluir.

 

Para realizar una correcta RCP, debes tener en cuenta el tamaño y peso del animal. En las recomendaciones de la Guardia Civil se indica que para perros y gatos cuyo peso sea inferior a 15 Kg será necesario realizar 5 compresiones por cada insuflación de aire. Para perros que no superen los 40 Kg se realizará el mismo proceso.

En el caso de perros de más de 40 kg serán necesarias 10 compresiones por cada insuflación de aire para poder hacer una correcta reanimación cardio pulmonar.

Por otro lado, puede suceder que al comprobar las constantes vitales, veas que el animal tiene pulso, pero no respira. En ese caso, lo primero que deberás hacer es asegurarte de que nada está obstruyendo las vías respiratorias. Si localizas algún cuerpo extraño alojado en ellas deberás retirarlo para que el aire vuelva a pasar. 

Si se encuentra a nivel superficial puedes retirarlo con la mano, si por el contrario está alojado a más profundidad deberás realizar la llamada Maniobra de Heimlich.

  • Coloca al animal boca abajo de modo que su espalda quede contra tu pecho.

 

  • Rodea su cuerpo con tus brazos entrelazando las manos justo por debajo de la caja torácica. El punto exacto sobre el que tienes que presionar se encuentra inmediatamente después de las costillas y por encima del abdomen del animal.

 

  • En esta posición realiza 5 compresiones fuertes hasta que el objeto salga. 

 

Si el objeto sale al exterior, pero el animal no respira será necesario realizarle respiraciones hasta que el animal respire por sí mismo. 

  • Es necesario hacer insuflaciones de aire por la nariz y boca del animal si este es pequeño. Si se trata de un perro más grande será suficiente con realizar las respiraciones tan solo por la nariz.

 

¿Cómo reaccionar ante una quemadura?

¿Cómo reaccionar ante una quemadura de tu mascota?

Es común que tu mascota pueda sufrir otro tipo de accidente, por ejemplo una quemadura producida por una fuente de calor como una hoguera. Es conveniente que le lleves al veterinario para que pueda tratarle correctamente, pero en el momento en el que se produce la quemadura puedes realizar a tu mascota primeros auxilios para que el dolor y el malestar sea menor.

Para los perros, es conveniente que retires el pelo circundante a la herida para evitar infecciones. A continuación utiliza una pomada a base de pergamato de potasio, son las mismas que puedes tener en casa para uso humano. A continuación extiende una gasa fría y coloca un vendaje para evitar que el animal lama la herida. Este vendaje debe ser repuesto todos los días para evitar infecciones.

En el caso de los gatos, deberás humedecer un trozo de algodón en hojas de té frio y mojar la zona de la quemadura colocando el algodón de nuevo sobre la herida durante 5 o 10 minutos. A continuación deberás secar la herida con una toalla y extender una pomada antibiótica.

Con estos consejos podrás proteger a tu mascota y realizarle los primeros auxilios ante una situación de emergencia. Cuenta para ello con el seguro de Mascotas MAPFRE y recuerda que siempre debes acudir a un profesional. Estos consejos te serán útiles ante una situación excepcional que necesite ser resuelta cuanto antes como puede ser un atragantamiento, un golpe de calor o una quemadura.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde Facebook nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su nombre será publicado junto a su comentario

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Te recomendamos