Obligaciones del dueño de cualquier mascota

Publicado por canalHOGAR, 19 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Obligaciones del dueño de cualquier mascota

Antes de que te decidas a contar con la compañía de una mascota, debes asumir que los animales tienen siempre necesidades, y que vas a adquirir obligaciones como dueño de tu mascota, con independencia del tipo de animal que elijas tener.

Las mascotas son seres vivos que precisan de tu atención y que dependen de ti: es obvio que no todos los animales domésticos tienen las mismas necesidades, ni encierran el mismo tipo de responsabilidad y trabajo; pero en esencia, cualquier tipo de mascota supondrá para ti, como dueño, una serie de obligaciones.

Las obligaciones esenciales de todo dueño de mascota pasan por proveer al animal de todo lo necesario para que pueda desarrollar su vida de una forma sana y saludable, y adaptada a sus necesidades naturales, pero también es necesario procurar que tu mascota se integre en la sociedad o en el entorno social en el que esté, respetando al resto de mascotas, a las personas y el espacio en el que vive. La protección de su integridad también es una obligación tuya, respecto a tu mascota.

Obviamente las necesidades de un pez, y por lo tanto tus obligaciones como dueño, son bastante más limitadas que las de un perro, pero en ambos casos existen y deben cumplirse. Por estas diferencias es importante que antes de adoptar una mascota, pienses en todo lo que supone cada tipo de animal, te informes de sus necesidades y reflexiones con sinceridad sobre la adecuación de una mascota a tu tipo de vida.

Este tipo de obligaciones se complementan con las exigencias concretas de normativas municipales y autonómicas que debes conocer en el caso concreto del lugar en el que residas. La protección de las mascotas está recogida en diferentes leyes y en ellas se regulan temas tan controvertidos como el maltrato o el sacrificio de los animales.

 

 

Hay normas, además, que conciernen a algunos tipos de animales -los denominados peligrosos- que, aunque en general, se asocia a cierto tipo de razas de perros, no es exclusiva de ellos y aplica a cualquier animal, especie y raza que pueda suponer un peligro para su entorno.

El objeto de la normativa referente a animales peligrosos es hacer compatible la tenencia de este tipo de mascotas con la seguridad de las personas, bienes y otros animales. Establece límites y obligaciones para los dueños de estas mascotas.

La ley es concreta en cuanto a la definición de especies peligrosas. Se consideran animales potencialmente peligrosos todos los que, perteneciendo a la fauna salvaje, siendo utilizados como animales domésticos, o de compañía, con independencia de su agresividad, son de especies o razas que tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas, a otros animales y daños a las cosas.

Las obligaciones concretas respecto a ley y para los dueños de este tipo de macotas consideradas peligrosas son claras.

- Para tener este tipo de mascotas peligrosas se requiere la previa obtención de una licencia administrativa, que será otorgada por el Ayuntamiento del municipio de residencia del solicitante.

- Las mascotas peligrosas deben estar registradas e identificadas. Los propietarios, criadores o tenedores de los animales tienen la obligación de identificar y registrar a los mismos en la forma y mediante el procedimiento que reglamentariamente se determine.

- Las propietarios deben mantener a los animales que se hallen bajo su custodia en adecuadas condiciones higiénico-sanitarias, con los cuidados y atenciones necesarios de acuerdo con las necesidades fisiológicas y características propias de la especie o raza de la mascota que tengan.

- La ley considera falta grave el abandono de un animal potencialmente peligroso, de cualquier especie, entendiéndose por animal abandonado tanto aquel que vaya preceptivamente identificado, como los que no lleven ninguna identificación sobre su origen o propietario, siempre que no vayan acompañados de persona alguna.

Es evidente que existen una serie de obligaciones comunes a todos los dueños de mascotas, además de otras específicas y derivadas del tipo de mascota que tengas. Cada animal tiene unas necesidades concretas que deben cubrirse y atenderse, y por ello, los Seguros de Mascota MAPFRE son flexibles con opción a contratar la cobertura de responsabilidad civil, coberturas de atención veterinaria o seguro de daños a terceros, entre otras asistencias, servicios y coberturas ampliadas, para que el cuidado y la atención a tu mascota sea mucho más cómoda y sencilla para ti. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos