Organizar a tus mascotas en una mudanza

Publicado por CanalHOGAR, 19 Jun 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Organizar a tus mascotas en una mudanza

No se trata de un capricho o de algo accesorio, si no quieres tener problemas adicionales, debes organizar a tus mascotas en una mudanza y atender sus necesidades de una manera prioritaria para evitar males mayores.

Los animales sufren las situaciones de estrés de sus dueños con igual o mayor intensidad por lo que ante una situación de cambio tan trascendente como un cambio de hogar, lo mejor es tomar una serie de precauciones y organizar a tus mascotas en una mudanza, atendiendo sus necesidades para evitar ansiedad que sufrirá tanto el animal o animales como tú mismo.

Como dueño de tu mascota eres la persona que mejor lo conoce y sabrás sus costumbres, si es más o menos rutinario, territorial o independiente, por ejemplo, Todo ello debe valorarse para preparar de la mejor manera al animal o animales para una mudanza. Además, todo depende del tipo de animal, no es lo mismo un gato que un perro, y mucho menos que otro tipo de mascotas como peces, iguanas o hámster, entre muchas otras posibilidades.

En cualquier caso, antes, durante y después de una mudanza tendrás que tener en cuenta una serie de medidas para que también tu mascota lleve el cambio de la mejor manera posible y sufra lo menos posible, ya que los animales domésticos pueden llegar a ser los grandes olvidados de una mudanza y las consecuencias pueden ser importantes.

 

   1. Antes de la mudanza

Prepara a tu animal o animales para el cambio, puede que estén muy acostumbrados a traslados o desplazamientos o que esta sea su primera vez, pero en cualquier caso debes tener en cuenta su presencia y necesidades ante una mudanza. Lo mejor es que justo el día o días que dediques a recoger, organizar, cajas y guardar, tu mascota pueda estar con un familiar o amigo que se encargue de él para que tu puedas realizar este tipo de trabajos con la mayor tranquilidad y sin preocupaciones por su estado o necesidades.

En el caso de los perros y siempre que sea posible lleva al animal a alguna visita anterior al que será su nuevo hogar, si frente a tu antigua vivienda, la nueva casa, por ejemplo, tiene jardín, incide en mostrarle el nuevo espacio y lo ventajoso que será para él.

   2. Durante la mudanza

Siempre que sea posible, lo ideal es que el animal no esté presente en la mudanza, ya que no te facilitará el trabajo, sino que, en general, tenderá a distraerte y aumentar los nervios y el estrés que ya de por sí, implican una mudanza. Recuerda no empaquetar sus cosas básicas, sino dejarlas muy a mano: sus juguetes favoritos, sus platos o recipientes para el agua, así como su cama.

Si va a pasar los días de mudanza con algún amigo o familiar mándale con estos objetos básicos y, si puedes, no te olvides de pasar a visitarle e incidir en que note que no se trata de una situación definitiva, sino que es algo temporal.

Ya en las nueva casa, revisa todos los lugares pensando en tu mascota y recuerda todo lo que necesita, ten en cuenta las posibles adaptaciones que tuvieras en tu anterior hogar y antes de que el animal llegue a la nueva casa, modifica también sus nuevos espacios: verjas, zona de arenero, seguridad en la terraza u otros detalles importantes para su rutina y seguridad.

    3. Después de la mudanza

Lo primeros días en la nueva casa, debes esforzarte por comprender que también tu mascota tiene que aprender los nuevos espacios y caminos, conocer y explorar su nuevo territorio. Siempre que sea posible, colabora en ayudarle. Si es un perro o un gato, sobre todo, tendrás que enseñarle donde están situados sus espacios y donde no puede o si puede entrar, de la nueva casa.

No es un buen momento para renovar sus objetos más personales, lo más recomendable es que utilices sus mismos juguetes y objetos como referentes, ya que los espacios y las referencias anteriores habrán cambiado.
Intenta mantener la calma en todo momento, y transmitirle lo positivo del cambio, sobre todo, en el caso de animales más sociales como los perros.

Aunque no son pautas complicadas, en muchas ocasiones es una cuestión de descuido de lo que depende el organizar a tus mascotas en una mudanza de forma correcta, o  no. Si de antemano se tienen en cuenta sus necesidades básicas, no tendrás que sufrir mayores problemas al cambiar de casa y ofrecerles a tus mascotas un nuevo hogar. Recuerda también contratar un nuevo Seguro de Hogar MAPFRE donde se contemplen tus nuevas necesidades, y las asistencias y coberturas que requiere tu nueva vivienda.

LO QUE DEBES SABER...
  • Antes de la mudanza: prepara a tu animal o animales para el cambio. 
  • Durante la mudanza: ten a mano siempre las cosas básicas del animal.
  • Después de la mudanza: tu mascota tiene que aprender los nuevos espacios y caminos, conocer y explorar su nuevo territorio.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios