Cuidar una serpiente mientras muda la piel

Publicado por Patricia Arroyo, 22 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para cuidar a una serpiente mientras muda de piel

Si tenéis una serpiente como mascota y se encuentra en el periodo del cambio piel, entonces seguid leyendo porque descubriréis cómo cuidar de ella durante este proceso natural.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tiempo: el proceso de muda de piel de una serpiente dura una semana.
  • Evitar: durante la fase de muda de piel, habrá que evitar tocar y alimentar a la serpiente.
  • Restos de piel: si cuando haya finalizado la muda, quedan restos de piel, habrá que quitárselos cuidadosamente. 

Quizás una de las cosas más fascinantes en las serpientes es la muda de piel. De hecho, es una señal que nos indica que el crecimiento del animal ha sido bueno, y por ello, el reptil necesita desprenderse de esa capa.

 

El proceso de muda en las serpientes

Este proceso natural dura una semana y pasa por varias fases. Durante este periodo será necesario seguir algunas medidas para que el animal mude de la forma más tranquila.

En primer lugar, si vuestra serpiente ha iniciado la primera fase de muda, no debéis tocarla hasta que haya finalizado, pues podríais dañarla. La primera vez que la cojáis después del cambio de muda, debéis hacerlo con mucho cuidado y delicadeza.

Si os preguntáis por la alimentación, os contamos que durante esa semana, no debéis alimentarla, hacedlo después. Una de las primeras señales de este proceso se detecta cuando el animal no come y los ojos se vuelven lechosos. A partir de ese momento, no debéis tocarla, ni darla de comer. Tan solo mantened el terrario con más humedad, al menos por encima del 75%. Así, podrá cambiar la piel mejor.

La muda de una serpiente es un proceso muy importante, así que, contar con un seguro para mascotas exóticas será lo más recomendable.

Cuidados de una serpiente cuando muda de piel

La muda de piel debe ser completa, aunque puede ocurrir que queden restos de piel. De ser así, debéis quitárselos con mucho cuidado. La mejor forma de hacerlo es empapar una toalla suave con agua templada y meterla en un gran recipiente con agujeros. Después, habrá que  coger al animal y ponerlo dentro del recipiente con la toalla mojada y cerrarlo.

A continuación, colocamos el recipiente dentro del terrario con una temperatura de 28 ºC durante tres horas. Cuando pase el tiempo, sacamos la serpiente y limpiamos con suavidad las escamas. Veréis como salen fácilmente.

Si esto vuelve a ocurrir en otras mudas, debéis acudir al veterinario.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

martincp118 comento el 22/12/2014 a las 12:13

No me gustan mucho las serpientes, me dan bastante miedo, pero me parece interesante su proceso de mutación de la piel.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios