Tener una rana como mascota

Publicado por Patricia Arroyo, 26 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Descubre cómo cuidar a una rana

Las ranas son tranquilas y entretenidas, pero como todos los animales necesitan unos cuidados específicos. Por ello, os contamos cómo tratar a estas pequeñas mascotas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Hábitat: un acuaterrario dividido en una zona seca con arena y otra húmeda con agua. 
  • Limpieza: limpiar el acuaterrario una vez al mes.
  • Consejo: no cogerlas y tampoco acariciarlas, ya que alteraríamos su temperatura corporal.

En primer lugar, debéis saber que hay muchos tipos de rana, que no son una mascota habitual y necesitan cuidados que hay que conocer bien. Además, si contratáis un seguro para animales exóticos, estaréis seguros de que vuestra rana estará siempre perfecta. Y ahora, descubramos cómo tener una rana en casa.

 

Una rana como mascota

Sin duda, estos animales son una de las mascotas más populares para los niños, pues a través de los cuidados de una rana, aprenden sobre la vida animal y el sentido de la responsabilidad.

Por ello, si tenéis niños pequeños o no disponéis de tiempo, pero os gustaría la compañía de un animal, las ranas son una excelente opción. Además, dicen que mejoran nuestro estado de estrés.

Eso sí, si queréis tener una rana como mascota, debéis tener en cuenta que se trata de un animal que carece de expresividad, por lo que no esperéis recibir muestras de cariño.

Además, no se aconseja cogerlas y acariciarlas, ya que podríais alterar su temperatura corporal.

Qué necesitan las ranas

A diferencia de otros animales como el perro o el gato, las ranas ocupan poco espacio y no requieren de tanta atención. Por ejemplo, no necesitan que las saquéis a pasear, que las bañéis o jugar con ellas. Y además, pueden quedarse perfectamente solas en casa, pues no sienten esa “cercanía humana”. 

Entonces ¿qué necesitan las ranas? Vivir en un hábitat especial. Debéis ofrecerles un acuaterrario dividido en dos zonas: una zona seca con arena y otra húmeda con agua. También es recomendable incluir algunas piedras y elementos de vegetación para que se sienta como en su propio hábitat.

Es fundamental su limpieza, por lo que habrá que limpiar el acuaterrario una vez al mes y supervisar el buen funcionamiento del filtro de agua, pues debe estar siempre limpio y además, evitaréis los malos olores.

En cuanto a su alimentación, aunque se basa principalmente en insectos, siempre podéis comprar comida especial para ranas en cualquier tienda de animales.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios