Quiero un caballo, ¿cuál elijo?

Publicado por Patricia Arroyo, 24 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo elegir un caballo

Si os apasionan los caballos y tenéis la oportunidad de disfrutar de ellos, quizás os interesa bastante el siguiente artículo. En él encontraréis los mejores consejos para elegir vuestro caballo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Principiantes: caballos machos y con experiencia.
  • Jinetes con nivel: yeguas y caballos enteros.
  • Consejo: tener en cuenta los gastos que supone cuidar un caballo. 

Para adquirir un caballo existen dos opciones: bien a través de su compra, si tenéis un buen nivel adquisitivo, o bien mediante la adopción (una opción cada vez más solicitada por la crisis económica). Aun así, para comprar y cuidar a este tipo de animales, se deben tener presentes algunas cuestiones. ¡Veamos cuáles son!


Consejos para adquirir un caballo

En primer lugar, antes de lanzarnos a la compra o adopción de un caballo, debemos tener en cuenta nuestro nivel de equitación. Por ejemplo, si sois principiantes, lo más aconsejable es que adquiráis un caballo macho y con experiencia.

Tanto la edad como el sexo del caballo son dos factores importantes a la hora de elegir un caballo. Así, las yeguas, al tener un carácter más variable que el de los machos, son más recomendables para jinetes con más nivel. Y lo mismo ocurre con los potros y los caballos enteros, que al ser más inestables no son nada aconsejables para principiantes.

También es aconsejable ir a verlos sin avisar, para que veáis las condiciones en las que viven; y probarlos durante varios días para que comprobéis que gozan de buena salud y rendimiento.

Mantenimiento del caballo

Tener un caballo es una experiencia muy gratificante, así que, para que siempre esté perfecto de salud, lo mejor es contar con un seguro para caballos.

Sin embargo, antes de comprar o adoptar un caballo, tenemos que ser conscientes sobre los gastos que nos va a suponer, pues los cuidados requieren una serie de costes.

En primer lugar, un caballo necesita un sitio donde dormir y alimentarse, al menos debe contar con un espacio de 4x5 m, mantenimiento del pelo, herraduras, veterinario y, sobre todo, disponibilidad del dueño para cuidarle, en caso de que lo tenga en su propio hogar.

Si no disponéis de espacio en casa, siempre existe la opción de alojarle en régimen de pupilaje, pero también debéis saber que es un coste elevado que hay que tener en cuenta.

Aun así, a la hora de adquirir un caballo, siempre hay que dejarse llevar por el asesoramiento de los profesionales quienes os dirán si el caballo tiene algún problema.



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 24/10/2014 a las 11:25

Soy un gran aficionado de la hípica, por lo que gracias por ampliarme el conocimiento sobre los caballos y desde aquí apoyar la adopción de los animales.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios