Consejos para transportar un ave

Publicado por Patricia Arroyo, 06 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo transportar un ave en un viaje

Si tenéis un ave como mascota y algún día necesitáis llevarla al veterinario o salir de viaje con ella, aquí os dejamos algunos consejos para que vuestro pajarito viaje de una manera segura y sin estrés.

LO QUE DEBES SABER...
  • Traslado: para trayectos cortos utilizaremos una caja de cartón o una cesta. Para trayectos largos tendremos que comprar una jaula más pequeña de lo normal.
  • Consejo: meteremos dentro de la caja o jaula un trozo de ropa vieja para que el ave la asocie con el olor familiar.
  • Viaje largo: tendremos que llenar los recipientes de agua y comida hasta la mitad.  

Por muy corto que sea el trayecto, con el simple hecho de que note el movimiento o que no reconozca el sitio, nuestra mascota se puede sentir estresada y confundida. Es por ello que vamos a ver cuáles son los pasos que debemos seguir antes de iniciar un traslado con un ave.

 

Consejos para trasladar un ave

En primer lugar, debemos intentar que nuestra ave se sienta relajada durante el trayecto, ¿cómo podemos conseguirlo? Es recomendable que utilicemos una caja de cartón o una cesta para mascotas y hagamos un par de agujeros en ella para que el animalito pueda respirar. Una buena ventilación será fundamental.

En cuanto al tamaño de la caja o cesta, lo ideal es que no sea muy grande, es decir, lo justo para que el pájaro entre, no se ponga nervioso y para que no pueda abrir sus alas, ya que podría dañarse.

También tendremos que colocar alguna ropa vieja en el fondo de la caja. Así, nuestra mascota asociará el olor familiar de la ropa con el hogar, de manera que se sentirá más calmada e incluso se acurrucará en el paño. Y, por último, si se trata de un viaje corto (máximo 30 minutos), no deberemos preocuparnos por la comida y el agua, pues no serán necesarios.

 

Traslado de un ave en un viaje largo

Si vamos a realizar un viaje largo con nuestra mascota, será recomendable comprar una jaula más pequeña y retirar todos los palos. Podemos dejar algunos de sus juguetes dentro, pero bien asegurados a las paredes de la jaula para que no dañen a nuestra mascota.

En esta ocasión sí que tendremos que preparar agua y comida, por lo que habrá que llenar los tazones hasta la mitad. Además, colocaremos una toalla pequeña en el interior de la jaula para que el animal pueda posarse encima.

También es aconsejable cubrir con una sábana pequeña la jaula para que el ave tenga un ambiente más tranquilo y oscuro. Como último consejo, es importante que hablemos con nuestro pájaro durante el viaje y coloquemos la jaula en el suelo lejos de artículos pesados. Aun así, si queremos evitar cualquier imprevisto, lo ideal sería que contratásemos un seguro para mascotas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos