El yaco, un loro muy parlanchín

Publicado por Covadonga Carrasco, 29 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El yaco, un loro muy hablador

Si cuando queremos un loro como mascota lo hacemos generalmente porque buscamos ese prototipo de loro parlanchín que nos venden en las películas, el loro que necesitamos entonces es el yaco.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: los yacos suelen ser de color gris.
  • Carácter: son loros independientes, asustadizos, muy inteligentes y observadores, lo que les convierte en animales algo retorcidos.
  • Cría: si queremos un yaco para la cría es preferible que elijamos un animal que haya sido criado por sus padres.

 

El yaco es probablemente una de las especies más populares de loros con un tamaño aproximado de unos 30 cm. Es un animal bastante espabilado, especialmente a la hora de repetir sonidos o más bien de imitarlos.

 

Un loro silencioso que habla en voz alta

Hay que aclarar que no todos los loros que pertenecen a esta especie hablan con facilidad, ya que necesitan de un “entrenamiento” para desarrollar esta habilidad.

En cuanto a su aspecto, el color más habitual del yaco es el gris y en lo que respecta a su carácter se trata de un ave silencioso aunque cuando habla lo hace muy alto.

Tiene un carácter introvertido y suele ser bastante asustadizo, por eso es importante que mientras esté en casa se le acostumbre a los ruidos, que visite diferentes habitaciones para que pueda relajarse.

Una especie muy inteligente

Los loros son animales muy independientes, les gusta estar solos aunque de vez en cuando pidan cierta atención. Los yacos son loros tremendamente observadores y muy inteligentes, lo que en ocasiones les hace retorcidos cuando pretenden llamar la atención.

Estos loros podemos adquirirlos criados en cautividad por los humanos (conocidos como papilleros) o por sus padres.

Si lo que buscamos es una mascota que nos ofrezca compañía, la mejor opción es adoptar un yaco “papillero”. Si por el contrario lo que buscamos es un animal para la cría, es mejor elegir un loro joven que haya sido criado por sus padres.

Pero si lo que queremos es que nuestro yaco acabe hablando necesitaremos ciertas dosis de paciencia para que podamos enseñarle poco a poco hasta conseguir los primeros resultados.

Antes de lanzarnos a criar un yaco primero debemos consultar con un profesional para saber cuáles serán sus necesidades y así saber si puede ser nuestra mascota.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos