Aprender a manipular pájaros

Publicado por Cristina Yañez, 21 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Manipular pájaros

Los pájaros son mascotas que solemos encontrar en muchos hogares. Sin embargo, a la hora de querer cogerlos no sabemos exactamente cómo hacerlo. Por eso, os vamos a enseñar cuál es la manera correcta para manipularlos sin provocarles ningún daño. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Manipulación: cuando sacamos al pájaro de la jaula debemos cogerlo con la mano por detrás y firmemente, dejando su cabeza entre nuestros dedos índice y corazón.
  • Supervisar: antes de dejarlo suelto tendremos que comprobar que las puertas y ventanas están cerradas. 
  • Adiestramiento: lo principal es ser pacientes y tratar al animal con dulzura. 

 

Los pájaros más comunes en un hogar son los canarios, periquitos, guacamayos, papagayos y loros, pues la mayoría de ellos tienen un plumaje colorido o un bonito canto.

 

Manipulación de nuestro pájaro

Antes de sacar a nuestro pájaro de la jaula debemos supervisar que todas las puertas y ventanas están cerradas para que no se escape. También intentaremos no hacerlo en la cocina porque podría dañarse con algún utensilio o electrodoméstico. Hay que tener especial cuidado al principio, ya que el pájaro sentirá desconfianza y revoleteará en la jaula y esto podría causarle alguna herida en las alas y patas. A la hora de sacar a un pájaro de su jaula podemos hacerlo mediante un palo para que se pose o cogerlo directamente con la mano. Para ello, debemos agarrarlo por la parte trasera con firmeza pero sin hacerle daño. Nuestra mano debe rodear todo su cuerpo y su cabeza quedar entre los dedos índice y corazón. 

 Hay que tener en cuenta que si nuestro pájaro es un canario lo mejor es no dejarle fuera de la jaula, porque estas aves sienten pánico en situaciones así. Sin embargo, los periquitos sí necesitan libertad para volar, más o menos unos 30 minutos al día.

Hablar a nuestro pájaro para que confíe en nosotros

Si alguna vez nuestro pájaro se nos escapa tendremos que echarle por encima un trapo ligero para no dañarle y así detenerlo. Debemos recordar siempre que para manipular pájaros hay que ser pacientes y no tener miedo

Para crear confianza con nuestro pájaro debe existir un acercamiento. Para ello, hay que hablarle con dulzura; y cuando silbe y cante intentar hablarle en señal de aprobación.

Cuando nuestro pájaro es un loro hay que tener especial cuidado, porque suele asumir el papel de líder y su comportamiento puede ser incontrolable si no adoptamos una jerarquía de superioridad ante él.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos