Cuidar aves psitácidas en invierno

Publicado por Covadonga Carrasco, 07 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados de las psitácidas al llegar el invierno

Las aves psitácidas son aves que están acostumbradas a vivir en zonas calurosas cuando están en libertad, por eso es importante que conozcamos cuáles son los cuidados que requieren al llegar el invierno y las tenemos en cautividad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: debe ser equilibrada, aumentando la ingesta de carbohidratos en invierno.
  • Humedad: la calefacción acaba con la humedad, por lo que habrá que pulverizar las plumas de estas aves dos veces por semana.
  • Veterinario: con la llegada del frío es positivo llevar a nuestra psitácida al veterinario para hacerle un chequeo completo.

 

Para comenzar, debemos explicar qué son las aves psitácidas. En realidad son todas aquellas aves exóticas que conocemos bien, al menos por su aspecto: los loros, los guacamayos, las cotorras, las cacatúas, los periquitos y los papagayos, entre otras.

 

Las psitácidas aguantan muy bien el frío

La mayoría de estas aves tienen una adaptación muy positiva al frío, aunque, como es obvio, no es su hábitat natural y debemos vigilar siempre que se encuentren en buen estado de salud para evitar que enfermen durante el invierno.

Cuando llega el frío, las aves psitácidas ya han mudado su pelaje, por lo que están bien abrigadas. Sin embargo, en el momento en el que comienzan a bajar mucho las temperaturas debemos acudir al veterinario para que les haga un chequeo completo y comprobemos que nuestras psitácidas se encuentran en perfectas condiciones.

En ocasiones, estas aves usan su caja de nidificación para dormir, por eso, cuando comienzan a bajar las temperaturas es aconsejable dejar esta caja colocada para que tengan un hueco aún más cálido en el interior de su jaula durante el invierno.

Si tenemos funcionando la calefacción en casa esto puede hacer que la humedad disminuya notablemente, lo que resultará perjudicial para nuestro animal provocándole problemas respiratorios. Por eso es importante que pulvericemos su plumas una o dos veces por semana para que el grado de humedad se mantenga en condiciones óptimas.

Cuidar mucho su alimentación

Otro detalle a tener en cuenta, que es básico para el bienestar de las psitácidas durante el invierno, es la alimentación. Esta ha de ser equilibrada, sobre todo porque con las bajas temperaturas las psitácidas necesitan más calorías por gramos de peso para mantener su temperatura corporal.

Podemos aumentar la dieta en aportes calóricos, hacerla más rica en carbohidratos complejos de absorción lenta, aumentar la ingesta de semillas de girasol o frutos secos, sin dejar de lado las proteínas.

Para saber que nuestras psitácidas están sanas debemos observar que sus ojos estén brillantes y sin secreciones, los orificios nasales limpios, que no tengan variaciones de peso, y sobre todo que se muestren alegres, divertidas y con ganas de comer.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios