Consejos para adiestrar un caballo salvaje

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Caballos salvajes, cómo tratar con ellos

El caballo es probablemente uno de los animales más nobles y bellos que hay sobre la faz de la tierra. Sin embargo, son también animales fuertes y con carácter que no podemos adiestrar de la misma manera que a cualquier animal doméstico. Conozcamos algunos consejos para adiestrar un caballo salvaje.

LO QUE DEBES SABER...
  • Respeto: para ganarnos la confianza del caballo, debemos respetarle y evitar que nos tenga miedo.
  • Miedo: debemos enseñarle y dejar que huela y que se familiarice con los objetos que le colocaremos para montarlo.
  • Confianza: cuando sintamos que el caballo confía en nosotros, será el momento en el que podremos salir a galopar.

 

Los caballos salvajes son animales tremendamente inteligentes, el miedo es lo que hace que nos resulte difícil adiestrarlo. Solo necesitaremos respeto entre el animal y nosotros, comprensión absoluta del lenguaje corporal y el movimiento, y la capacidad de crear un vínculo especial entre el caballo y el dueño.

 

Necesitamos ganarnos su confianza mediante el respeto

Para ganarnos la confianza del caballo, tendremos que colocarlo en un lugar pequeño e ir a verlo todos los días. Le daremos de comer, de beber y nos dirigiremos a él con una voz tranquila y confiada.

A continuación, tenemos que conseguir que se acostumbre a la cuerda. Por norma general, los caballos se asustan con objetos que no les resultan familiares, por eso debemos dejar que los huelan y acariciarlos con ellos para que se acostumbren a su tacto, y que ellos se den cuenta de que no son elementos que les vayan a hacer daño.

Cuando el caballo esté tranquilo con nosotros, se haya acostumbrado a la cuerda y no haya nada que le pueda asustar, le colocaremos la cuerda y lo sacaremos a pasear a nuestro lado por una zona tranquila.

Debe oler la silla antes de colocársela

El siguiente paso será el de colocar la mantilla y la silla de montar, como hicimos con la cuerda. Lo primero que tendremos que hacer es que lo huela.

Sacaremos al caballo a un corral redondo con la silla puesta durante varios días. Cuando nos marchemos y le devolvamos a su cuadra, le retiraremos la silla.

El siguiente paso será montarlo, pero no saldremos a cabalgar con él, sino que tendremos que montarlo solo para que se acostumbre al peso y a llevar a alguien en la espalda.

Cuando el caballo demuestre que ya está confiado y a gusto con nosotros, podremos salir con él a cabalgar. Esto debe hacerse a menudo para que podamos entrenarlo de forma correcta.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos