Aprende a ensillar un caballo

Publicado por Cristina Yáñez, 22 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo colocar la silla al caballo

Una de las cosas más importantes a la hora de montar a caballo, es que esté correctamente ensillado tanto para nuestra comodidad y seguridad como para la del animal. Pero es una tarea que no suele enseñarse y que muchos aficionados a los equinos desconocen cómo realizar, ya que el caballo siempre se lo entregan ensillado.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sujeción: debemos tener al caballo bien sujeto a la hora de ensillarlo para poder hacerlo de forma correcta.
  • Cepillado: para evitar que el caballo se lastime debido al roce de la silla con residuos de barro o arenisca, hay que limpiar y cepillar bien la zona.
  • Cinchas: se deben colocar ajustadas para que la silla no se mueva, pero siempre sin llegar a dificultar la respiración del caballo.

 

Aunque pueda parecer algo complejo, una vez que hayamos aprendido los pasos importantes, el ensillado se puede llevar a cabo rápidamente y de una forma muy sencilla. 


Preparar al caballo 

Lo primero que tendremos que hacer es atar al caballo en un lugar sin elementos alrededor para asegurarnos de que no se haga daño. Lo más recomendable, si es la primera vez que estamos ensillando, es elegir un caballo tranquilo y manso para que no se ponga nervioso si no conseguimos ponerle la montura a la primera. También es aconsejable sujetar al equino con un nudo que se deshaga de forma fácil y no le lastime en caso de que intente huir.

Una vez tengamos al caballo bien sujeto, tendremos que proceder a cepillarle el pelaje donde irá colocada la montura para limpiar toda la suciedad que allí pueda tener, ya que si no lo hacemos, el roce de la silla con cualquier elemento como puede ser barro o arena puede ocasionar heridas en el animal. 

Colocar la silla 

Cuando esté limpia toda la zona, el siguiente paso será colocar el cojín, fijándonos en el final del cuello del caballo para ubicarla correctamente. A continuación, hay que poner encima la manta, que irá colocada exactamente sobre la misma posición que el cojín. Una vez que tengamos estos dos elementos colocados, situaremos encima la silla, de forma centrada y siempre sin que sobresalga de la manta para evitar que roce el cuerpo del animal. Por supuesto, tanto la manta como el cojín deben estar completamente estirados.

Por último, para ajustar la silla hay que colocar las cinchas alrededor del caballo siempre de forma que no queden holgadas pero tampoco que dificulten la respiración del animal.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios