Combatir los parásitos intestinales

Publicado por Cristina Yañez, 21 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para prevenir los parásitos intestinales

El cuidado de las mascotas incluye la alimentación, la higiene, el ejercicio y los tratamientos necesarios relativos a su salud. En este último aspecto, juegan un papel fundamental las vacunas y los tratamientos de desparasitación, para evitar la aparición de parásitos intestinales.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tratamiento farmacológico: es el más efectivo para eliminar los parásitos intestinales.
  • Visitas al veterinario: conviene realizar controles de desparasitación y análisis periódicos de las heces.
  • Higiene: una limpieza adecuada es fundamental para evitar el contagio de lombrices.

 

Los parásitos intestinales además de afectar a la salud de tu mascota pueden perjudicar a la de los humanos y transmitirte enfermedades (zoonosis). A veces, no es fácil identificar cuándo un animal tiene lombrices intestinales, pero los síntomas más comunes son el adelgazamiento anormal de la mascota, la pérdida de brillo de su pelo, diarrea, vómitos o el hinchamiento de su vientre.

 

Tratamiento

Muchos perros y gatos pueden tener parásitos intestinales a lo largo de su vida. Por ello, una vez que se saben los síntomas es necesario conocer los tratamientos indicados.

La manera más efectiva de eliminar los parásitos intestinales es el tratamiento farmacológico administrado por el veterinario, en la mayoría de los casos, en forma de pastillas. Una vez que notes alguno de los síntomas mencionados o veas pequeños gusanos en las heces de tu perro o gato, debes acudir inmediatamente al veterinario, que se encargará de comenzar con la medicación.

Prevención

Como dice el refrán "mejor prevenir que curar", por ello, puedes evitar la aparición de gusanos intestinales en tu mascota siguiendo unos pequeños consejos.

El tratamiento preventivo contra las lombrices debe empezar antes del nacimiento. Para evitar el contagio al pequeño, la madre debe estar correctamente desparasitada. Una vez que nace el cachorro, deberás realizar tratamientos antiparasitarios a tu mascota a lo largo de toda su vida. En los primeros meses conviene realizar el procedimiento una vez al mes, y cuando haya crecido, es recomendable aplicarlo una vez al trimestre.

El control de desparasitación debe ir acompañado de un análisis periódico de las heces del animal, que ayudará a identificar la presencia de lombrices.

A todo ello, hay que sumar una adecuada higiene y alimentación. Recoger siempre los excrementos que realicen las mascotas, y en el caso de un gato lavarse bien las manos después de haber desinfectado la bandeja sanitaria. Respecto a la alimentación, no conviene darles carne cruda y es necesario lavar bien las verduras antes de que las consuman, ya que pueden contener pequeños parásitos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos